Finlandeses, os recibimos con alegría

Mariano Rajoy responde con evasivas a los periodistas españoles mientras se guarda las verdades para los de otros países; falta de consideración con un sector castigado.

El inicio en falso del presidente del Gobierno en la entrevista concedida a Televisión Española fue todo un ejemplo de bochorno. Ante la pregunta, directa y con pocos huecos por donde colar el justificante, Mariano Rajoy no tuvo más opciones que recurrir al cuadernillo: usted tiene un rescate y yo tengo un tomate.

A pesar de ser consuelo más bien flaco para los periodistas que tuvieron que lidiar al convidado de piedra, tampoco tuvieron más suerte los representantes de la ciudadanía en el Congreso de los Diputados, que utilizaron la Sesión de Control al Gobierno para obtener, de una vez por todas, la respuesta del elusivo líder de España y el Partido Popular. Una vez más, mutis por el foro.

Tal vez sea cierto que la solución a todos nuestros males pasa por más Europa. Al menos, tal parece el caso a la hora de conocer los planes del Gobierno para sus ciudadanos. Con cuánta celeridad hubieran descubierto la verdad Sus Señorías y la prensa patria con el disfraz de inocentes finlandeses. Según informa El País, Don Mariano cantó cual tenor ante los periodistas que llegaron del frío: “Según parece, al final tendremos que presentar la petición“.

¿A qué se debe tal arranque de sinceridad con los lectores de un país extranjero? Quizá la comunicación monclovita prefiera el sublime cortejo de lo exótico, como todas aquellas confidencias que depositamos en el sufrido gremio de taxistas. Mientras tanto, el periodismo español agoniza en una miríada de ERE’s mientras suspira por tener el mismo tratamiento que la prensa internacional.

El Gobierno de un país debe fomentar la economía del mismo, y esto incluye una profesión de la que dependen muchas familias. En la era de internet los políticos no pueden confiar en la criba de la información para evitar el malestar social. Teniendo por seguro que los asesores de Mariano Rajoy son conscientes de este hecho, cabe atribuir a una estrategia premeditada el menosprecio a los profesionales de la información españoles que, una vez más, miran pasar la transparencia democrática desde la sala de prensa con pantalla de alta definición.

Finlandeses, os recibimos con alegría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s