Las guerras del abono

Feria de Ganado en Siero. Imagen de Pablo Lorenzana

Feria de Ganado en Siero. Imagen de Pablo Lorenzana

En la Grecia occidental hay una región de unos 2.600 kilómetros cuadrados llamada Élide. Se asienta esta, a su vez, en una tierra homónima, mucho más antigua: la Élide, que ya era cuando los dioses caminaban por el mundo. Según el mito fundacional, correspondió a Eleo, hijo de Poseidón y Euridice, la tarea de reinar en Elis, capital de aquellas tierras. La historia de Eleo no es, ciertamente, desconocida; menos aún en estos tiempos, en los que internet puede saciar el conocimiento del bebedor más compulsivo. Sin embargo, es capricho de la historia que cuando el hijo supera en fama al padre, la vida, leyenda y logros del primero quedan derrocados por el segundo en el imaginario colectivo. El retoño de Eleo no fue otro que Augías.

Como ya habrán adivinado que voy a escribir sobre política, les prometo que reduciré al mínimo las comparaciones jocosas entre el mito clásico y la realidad horrenda. Baste recordar que este rey, como los gobernantes actuales, era conocido por la calidad y bravura de su ganadería. Tal bravura, sin embargo, quedaba descompensada por la ineficiencia con la que Augías administraba la limpieza de sus establos. O tal vez la mierda fuera tan brava como las posaderas que la deponían.

Sea como fuere, las dependencias de los animales en el palacio real suponían tal peligro para la entereza humana que Euristeo, cafre donde los haya, le colgó a Heracles el marrón de limpiar toda la cuadra de Augías. Nuestro héroe, que bajo tanta sutileza tenía además una buena dosis de astucia, abrió un canal en los establos y desvió el curso de los ríos Peneo y Alfeo, arrastrando el agua toda la producción orgánica.

Hay una parte de la historia, sin embargo, que es tan reveladora sobre el comportamiento humano como la narrada anteriormente, y se encuentra bien resumida en la Wikipedia española. De allí cito el siguiente texto:

Augías montó entonces en cólera, pues había prometido a Heracles regalarle una parte de su ganado si realizaba la misión en un sólo día. Se negó a cumplir su promesa alegando que el trabajo lo habían realizado los ríos, y cuando el testimonio de su hijo Fileo convenció a los jueces para que le dieran la razón a Heracles, Augías le desterró del reino. Euristeo por su parte tampoco consideró el trabajo como uno de los diez, ya que Heracles había sido contratado por Augias. Heracles abandonó Élide y buscó alianzas entre los príncipes de toda Grecia para atacar a Augías, pero fue derrotado por los moliones, que mataron a su hermano Ificles. Los corintios, aliados de Heracles, proclamaron entonces la tregua ístmica, ante las numerosas bajas que el ejército de Augías estaba provocando.

Alabemos todos, una vez más, la virtud del mito para describir sociedades. Tenemos un problemas de infraestructura, conflictos laborales por impago y contratación irregular, crispación política y todo ello generado por varias toneladas de mierda; o residuos de gestión no tramitada, como diría La Razón. Toda una historia digna de ser contada en cualquier aula de Cultura Clásica. Mientras existan.

Pese a todo, no se me escapa la injusticia que subyace en todo este asunto: que la operación de limpieza tuviera que ser efectuada por alguien ajeno al excremento. Con lo ejemplar que hubiera sido ver a Augías, rastrillo en mano, trazando afanosamente un pacto contra la corrupción que impidiera volver al desastre. Seguro que a los vasallos les haría mucha gracia.

¿Algún héroe hijo de Zeus en la sala? Nos convendría pasar un poco la mopa antes de que nos abandone todo el desodorante. De lo contrario, el retrato de este país acabará siendo sobrecogedor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s