El Laboratorio de Ágora expone su obra propia por primera vez

Exposición fotográfica de El Laboratorio de Ágora.

Pizarra Café. Plaza Alfonso II el Casto, 3, Oviedo.

Hasta el 11 de julio.

La exposición. Fotografía de Javier Rodríguez Alonso.

Hay paredes que hablan. Las del Pizarra Café lo hacen a través de letras, palabras, frases… Estos días, sin embargo, el lenguaje escrito queda en un segundo plano y da paso a la imagen: 27 fotografías de seis autores, una mínima muestra de la obra de la asociación juvenil El Laboratorio de Ágora.

Fotografía de Javier Rodríguez Alonso.

Jueves 27 de junio, 20:20 horas. Inauguración. Javier Rodríguez Alonso, uno de los veteranos de la asociación, se muestra nervioso: aún faltan invitados por llegar. La camarera le ofrece un vino. Yo pruebo un canapé, excelente. El local está casi lleno, hay movimiento y muchas miradas puestas en las paredes. Sigue entrando gente mientras suena la música house del dj Juls aka Kapok, de México D.F.

Entre saludo y saludo, Javier me cuenta que llegó a El Laboratorio de Ágora hace cuatro años. Hoy en día es el único fotógrafo profesional de la asociación, me explica su compañero y amigo Iván Alameda: “ninguno de nosotros somos profesionales a excepción de Javi, así que es un mérito poder sacar un material tan bueno y poder exponerlo sin haber tenido la formación y la profesionalidad que él tiene”.

La experiencia de Javier es uno de los ingredientes básicos de esta exposición: “ayudé al resto para poder montarla, a la hora de escoger el formato, los acabados, pedir los presupuestos a los laboratorios, etc. Esperemos que el resultado sea bueno.”

‘Charca de Tiñana’, obra de Javier Rodríguez Alonso.

Javier expone seis de las 27 obras, que se pueden comprar por precios que oscilan entre los 50 y los 150 euros. En la asociación no hay una temática concreta, “aunque nos gusta mucho hacer foto nocturna, lugares abandonados, paisaje, un tipo de fotografía más accesible, ya que otras, como la tipo macro, requieren un equipo más específico y una inversión más importante, y nosotros pretendemos que pueda participar todo el mundo”, explica Gonzalo Esteban, presidente de El Laboratorio de Ágora. Él no expone, bromea, porque “el que se dedica a organizar la asociación no tiene tiempo para hacer fotos”.

‘Paradoja’, obra de Cristina Moutas.

Cada autor tiene un perfil diferente. A Javier le gusta la fotografía de naturaleza. Para colgar aquí ha escogido, entre otras obras, “una larga exposición” tomada en el puerto de Llumeres (Cabo Peñas) en una noche de luna llena:

‘Puerto de Llumeres’, obra de Javier Rodríguez Alonso.

A Iván Alameda también le apasiona el paisaje pero el enfoque le entraña cierta dificultad “debido a una discapacidad visual que tengo”. Lejos de abandonar, Iván convierte este problema con el enfoque en un reto, como apreciamos en una de las obras que expone: ‘Lampost?’ (‘¿Farola?’). En ella juega al desconcierto, de ahí el interrogante: “el ojo nos pide que la farola sea el elemento principal pero yo se lo di a las torres”.

‘Lampost?’, obra de Iván Alameda.

La fotografía social también es un reto para él porque “requiere acercarse al elemento”, e Iván asegura ser muy tímido: “cuando un amateur hace fotografía social compra unos teleobjetivos grandes, pero los teleobjetivos lo que están haciendo es que los distintos planos que están detrás se acaben igualando y no veas la perspectiva, entonces descontextualizas.”

‘Starway to tram’, obra de Iván Alameda.

Otra de las obras que expone se llama ‘Starway to Tram’ (Portugal, 2010). “El titulo viene de la canción ‘Starway to Heaven’ de Led Zepelin, que habla de una mujer que quiere comprar una escalera que le lleve al cielo”. Él cambió “heaven” (cielo) por “tram” (tranvía).

“Caminaba por las calles de Portugal y vi la escalera y la señora subiéndola con mucho esfuerzo y lentitud, me quede a contemplar la escena porque me parecía que había un mensaje, y oí el tranvía, así que sin pensarlo cogí la cámara y disparé, con la suerte de que el tranvía aparecía justo en ese momento. Fue la intuición de que algo venía. La foto intenta representar varias realidades juntas. Por un lado, una ciudad llena de cuestas, subidas y bajadas. Por otro lado, la edad y las dificultades de cada uno”.

Iván lleva tres años en la asociación. Entró para hacer un taller de Photoshop porque, bromea, “pensaba que era la manera de salvar las fotos y luego me di cuenta de que no, de que la única forma era haciéndolas bien”. Hoy se muestra orgulloso de exponer cinco obras: “este trabajo parece sencillo, llegas a un sitio, ves las fotografías que están expuestas, pero detrás hay mucho trabajo, hay que coordinar un grupo con diferentes opiniones, y hay una inversión”. En torno a unos 700 euros que han puesto de sus bolsillos.

‘Mercáu tradicional’, obra de Alexa Fernández.

El Laboratorio de Ágora

El Laboratorio de Ágora es una sección de la mítica Ágora Foto Cine Club, una asociación que nació en Oviedo en los años cincuenta. Cuando los socios se vieron muy mayores decidieron captar gente nueva y les enseñaron a revelar fotografía analógica. “Allá por el 2006, esos chavales jóvenes nos constituimos como asociación juvenil, para tener entidad propia, no depender de la asociación de mayores y poder optar a subvenciones”, explica Gonzalo, el presidente.

‘Soledad en el muro’, obra de Juan L. Pérez Isla.

Ofrecen dos cursos de fotografía al año (por 50 euros) y un taller mensual (por 5 euros). Sin embargo, insisten en que no son una asociación al uso: “nuestra filosofía no es simplemente llegar, hablar de fotos, hacer fotos y marcharnos. Eso sería muy soso. Buscamos que sea algo más cercano. De hecho, la gente siempre sale muy contenta de los cursos porque dice que somos gente muy cercana, que intentamos hacerlo todo lo más fácil posible, lo más práctico y lo más entretenido. Y después de cada clase, nos vamos a tomar unas cañas. Lo importante es estar a gusto y en un entorno en el que te sientas cómodo.”

‘Ventana al Edén’, obra de Ángel Álvarez.

Acaba la velada, en la plaza de la Catedral quedan unos cuantos rezagados y un muy buen sabor de boca: varios interesados en comprar y alguna foto ya vendida. Los conocidos se despiden de Javier: “me ha encantado, volveré.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s