Reforma electoral: truco o trato

Javier Fernández vota

Javier Fernández vota durante el Debate de Orientación Política. Imagen de Pablo Gómez

El Partido Socialista le ha dedicado una ‘peineta’ parlamentaria a sus socios de legislatura. Se puede embellecer la sentencia, quitarle hierro, aguar el amargo licor del desengaño, pero a Izquierda Unida y UPyD no les alivia el sana, sana… Ambas formaciones dan por pulverizado el pacto para garantizar la estabilidad del Gobierno.

Durante meses, nuestros representantes políticos trabajaron en una reforma del sistema electoral autonómico. Era éste un intento por lograr un reparto de votos más justo que subsanase, por fin, el profundo fallo democrático que supone ver cómo cambia el valor de un voto en función del partido votado y la región en la que dicho voto tiene lugar. Trabajaron, debatieron, hicieron cambios y probaron con distintos modelos. La pica en Flandes de la circunscripción única quedó atrás rápidamente, sacrificada por el bien mayor de lograr una iniciativa que prosperase.

PSOE, IU y UPyD firmaron la proposición de ley. Sin embargo, como una broma de difuntos especialmente madrugadora, uno de los firmantes, en la Junta, votó en contra de la toma en consideración de la misma. No es que el Grupo Socialista rechace la proposición de ley, es que ni siquiera desea que sea debatida en la Cámara que nos representa a todos; un día antes del puente, el PSOE ha liquidado la gran oportunidad.

Que los socialistas asturianos no tenían ninguna intención de cambiar el statu quo actual era una sospecha, algo que siempre figuraba en las predicciones. Sin embargo, a medida que las negociaciones avanzaban entre debate y sacrificios rituales, la proposición de ley iba siendo conocida a nivel nacional; eran -éramos- muchos quienes pensaban que un acuerdo de tal calado autonómico podría servir como ejemplo para mejorar el panorama en todo el país.

Tras ingerir Fernando Lastra un sapo de tamaño considerable al anunciar voto en contra, llegaron plañideras y excusas de mal pagador: la parte contratante; está en la letra pequeña, léalo usted. Es cierto que Javier Fernández había aludido al “mayor consenso posible” en una entrevista con La Nueva España, pero desperdiciar horas al servicio de los ciudadanos para luego bloquear el debate sobre el resultado final constituye una gran torpeza política.

Al escoger truco en vez de trato, el Grupo Socialista demuestra que las expectativas de renovación del PSOE todavía pueden romper más sótanos; por no hablar del peligro que supone una decisión tan descabellada de cara a lances más inmediatos como las cuentas regionales y la labor de Gobierno. Una travesía en el desierto que no solo sufrirá el Gobierno del Principado; también, por extensión, todos los asturianos. Susto o muerte.

Anuncios

Un pensamiento en “Reforma electoral: truco o trato

  1. Que cuenten la historia como quietsn, pero parafraseando a D. Antonio Machado. La verdad es lo que es. Y sigue siendo verdad, aunque se piense al reves

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s