Primero de Mayo en Mieres: la respuesta de la clase trabajadora

pancarta principal

La cabecera de la manifestación. Imagen de Pablo Gómez

Eran las 11:30. Asistentes y convocantes terminaban de ensamblar la manifestación del Primero de Mayo en Mieres. Tras semanas de palabras sobre la recuperación, por parte del Gobierno del Partido Popular; y de advertencias y plegarias de contención salarial, por parte de una patronal cada vez más extremista, ayer tocaba escuchar la respuesta de la clase trabajadora y los representantes de las organizaciones sindicales mayoritarias en Asturias. Más de 20.000 personas secundaron la movilización convocada por la Unión General de Trabajadores, Comisiones Obreras y la Unión Sindical Obrera.

Los convocantes lo tienen claro: las cifras arrojadas por la última Encuesta de Población Activa dejan muy lejos la recuperación anunciada por el Gobierno, “una campaña mentirosa y alejada de la realidad” que se ha topado con la “bofetada” de las cifras.

En los últimos años, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales y otros organismos de configuración similar van filtrando, a través de los medios de comunicación, un mensaje a los trabajadores: con la llegada de la crisis, todos los derechos adquiridos están en cuestión y pueden ser reducidos o retirados. Parece adecuado que este mensaje, que llega cada semana con puntualidad británica a los televisores de familias sin apenas recursos, tenga respuesta en el Día Internacional de los Trabajadores. Pero, ¿cuál ha de ser dicha respuesta?

Sindicalistas

De izquierda a derecha: Antonio Pino (CCOO), Justo Rodríguez Braga (UGT) y José Luis Llera (USO). Imagen de Pablo Gómez.

Para Justo Rodríguez Braga, secretario general de UGT Asturias, dicha respuesta ha de ser “la recuperación de todos los derechos que hemos perdido en estos años, y que si no hay un empleo de calidad, un salario digno y unas condiciones dignas no habrá recuperación”. Rodríguez pide que no se olvide la dimensión internacional de la movilización: “hay compañeros y compañeras, trabajadores del mundo entero, con un trabajo de semiesclavitud y pasándolo francamente mal”. ¿Sería posible una solución internacional a la actual situación de la clase trabajadora? “Debería ser posible”, señala el dirigente sindical, aunque añade que, con la situación actual, el concepto roza lo utópico. “Se da una paradoja, porque los sindicatos siempre fueron internacionalistas y ahora nos quieren encerrar entre los muros de los centros de trabajo”.

El secretario general de UGT llama a recuperar ese internacionalismo, “porque los que sí son internacionales y no tienen medida son los capitales que se mueven a su libre albedrío en los paraísos fiscales”. Es por ello que uno de los retos que los partidos políticos deberían asumir en estas Elecciones Europeas es la de frenar esa “excesiva perversión” del capital.

Para Antonio Pino, secretario general de Comisiones Obreras, es imprescindible que la respuesta de la clase trabajadora pase por “una estrategia sostenida de movilización” ya que “estamos ante una patronal que es insaciable”. El dirigente sindical alerta contra la “debilidad social” provocada por el miedo de mucha gente ante la inseguridad producida por los recortes llevados a cabo desde el Gobierno de Mariano Rajoy.

José Luis Llera, nuevo secretario general de la Unión Sindical Obrera, tampoco cree en la bondad de los datos ofrecidos por el Gobierno para justificar la llegada de una recuperación económica. Según el líder sindical, la respuesta ciudadana debe encaminarse a recordar que, mientras se habla de “mejoría económica” y “salida de la crisis”, nos encontramos en un mercado con “6 millones de parados y más de dos millones de hogares que, en estos momentos, no están recibiendo ningún tipo de ingresos”. Llera advierte, además, de la “brecha social” que está “condenando a miles y miles de personas a la exclusión”. “Hay que salir de ese pozo”, reclama.

Llamazares

Gaspar Llamazares, durante la manifestación. Imagen de Pablo Gómez

En opinión de Gaspar Llamazares, diputado de IU y portavoz de Justicia de la Izquierda Plural, la respuesta de la clase trabajadora ante las medidas del Gobierno y las exigencias de la patronal debe ser “una respuesta indignada”. En su opinión, el Gobierno intenta “maquillar” la realidad cuando habla de la recuperación, pero añade que “la clase obrera sabe que esa realidad es una realidad de depresión, de desempleo masivo y de desmantelamiento de los servicios públicos”. Es por ello que, para el diputado, los trabajadores deben estar dispuestos a la resistencia frente a lo que define como “un profundo desprecio de clase” por parte del Gobierno y la Patronal.

Protestar funciona

Vista

Vista de la manifestación. Imagen de Pablo Gómez

En España, que el partido en el Gobierno disfrute de mayoría absoluta le da gran comodidad a la hora de adoptar medidas consideradas “impopulares”. Dado que la oposición apenas tiene oportunidad de bloquear las medidas impuestas desde Moncloa, cabría preguntarse si la protesta continuada tiene efecto sobre las decisiones políticas de los conservadores. Preguntados al respecto, la opinión de políticos y prepresentantes sindicales no puede ser más tajante: protestar funciona.

“Nosotros creemos en reivindicar y protestar” dice Justo Rodríguez Braga. “Aunque no lo parezca y este Gobierno esté atrincherado, utilizando esa mayoría e imponiendo medidas, eso en democracia siempre se paga”. Según Rodríguez, las Elecciones Europeas servirán, entre otras cosas, para que el Gobierno pague “todo este empobrecimiento del país” donde se paga en democracia: las urnas. Para Antonio Pino, protestar siempre sirve porque, aunque a veces no se vea el resultado inmediato de las reivindicaicones, “a medida que las respuestas sociales van in crescendo suponen un desgaste para el Gobierno”.

Inicio de la protesta

Imagen de Pablo Gómez

Llera también es tajante sobre la utilidad de las movilizaciones. Según el secretario general de USO, hay que trasladar a la calle el sufrimiento de una gran parte de la población, a causa de las continuas reformas laborales. “Hay que luchar por ello. Nosotros tenemos que insistir en la necesidad de un cambio en los modelos político y fiscal, que revierta la situación, sostiene”.

En su experiencia como parlamentario, Gaspar Llamazares también coincide con los dirigentes sindicales. El diputado de IU señala que las únicas ocasiones en las que el Partido Popular ha tenido que ceder y se ha visto obligado a “recoger velas” fueron de la mano de una fuerte movilización social. “Si no, les da igual”, advierte.

La ciudadanía debe protestar y luchar por lo que considera justo, según los organizadores y asistentes al Primero de Mayo; de no hacerlo, el precio resultará demasiado caro.

Imagen de gaiteros

Gaiteros. Imagen de Pablo Gómez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s