Cómo robar al pueblo

porrtadasprensa

Una vez más, desayunar con la prensa tradicional en España es desayunar con el servilismo, la manipulación informativa y el desprecio a los lectores, antes considerados ciudadanos y ahora catalogados como rebaño. Que dice Juan Carlos I que lo deja. Loado sea el artífice de nuestra democracia.

¿Demasiado directo en el párrafo introductorio? La poesía se muda al yermo cuando la indignación aflora.”Un sobresaliente cum laude“, canta excitado Cebrián. “Un brillante porvenir“, glosa en El País Antonio Caño, adelantando las beldades del nuevo Borbón que a punto está de caernos encima. Sangre azul: un privilegio vergonzoso para una democracia estable, donde sus ciudadanos son personas maduras y no temblorosos párvulos ante la vara del profesor.

Todo el mundo adora la democracia, pero si le pregunta usted a nuestras élites políticas, parece que la democracia es como el Perrito Piloto: siempre lo anuncian, pero pocas veces toca. No parece esta una de ellas, teniendo en cuenta que los dos partidos -cada vez menos- mayoritarios ya tienen preparada la hoja de ruta para coronar al elegido sin consultar antes al pueblo.

Porque, verán ustedes, la democracia es cosa de mayores. Bastante hacen ya permitiéndonos votar cada cuatro años. En condiciones muy controladas, eso sí, que cada vez que aflojan un poco la mano se me plantan ustedes en Venezuela. Menos mal que tenemos periodismo y tertulianos para decirles lo que tienen que hacer. He sido un niño malo. Así pues, ¿qué quieres, infante caprichoso?

Quiero decidir. Quiero votar. Quiero, junto al resto de mis conciudadanos, ser dueño de mi destino, pero los políticos salidos de las urnas no me lo permiten. Quiero un país en el que exista igualdad de oportunidades. En el que el más pequeño de nosotros pueda llegar a ser el más grande; allí donde la sangre no eleve a unos sobre otros. Quiero un referéndum, maldita sea. Quiero que mis representantes electos se tomen en serio la Constitución y me consideren lo suficientemente maduro como para emitir un voto.

Quiero una prensa libre, que entierre de una vez el talante servil y el paternalismo para con el lector. Que me diga la verdad en vez de escupir notas de prensa y argumentarios. Que deje de publicar extensos manuales para el poder sobre cómo robar al pueblo.

Soy un niño caprichoso, malcriado, que quiere demasiadas cosas. Qué pereza para los padres, todo el día pide el niño democracia. Un buen sopapo es lo que merezco.

Secretos de marzo

Rajoy y Rubalcaba lo sabían desde marzo, según Europa Press. Si tal información es correcta, el líder de la oposición mantuvo cerrada y prieta la diestra mientras su candidata a las Europeas decía tender la izquierda. Al parecer, al mayor representante de un partido que dice ser (sonrían ahora) republicano, le pareció cosa buena hurtar la información a sus votantes.

Si tal premisa es cierta (ya sabemos lo creíbles que pueden llegar a ser en Zarzuela), cabe preguntarse cuán a la izquierda habrían virado -todavía más- los resultados en los últimos comicios. Primero, el rey; el vulgo, después. Tanto nos montan.

No merecemos políticos como estos, ni prensa como aquella otra, que le roben al pueblo el derecho a decidir su destino. Queremos ser libres, permitan que lo seamos.

Portadas extraídas de http://kiosko.net/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s