Saúl Rueda, CEO de SEO Coach: “Queremos ser la chispa que enciende un negocio”

imagen Rueda

Saúl Rueda, de SEO Coach.

El 2 de enero de 2014, Saúl Rueda y Eduardo Gómez fundaron SEO Coach, una agencia asturiana de marketing online que acudirá al salón MiEmpresa los días 17 y 18 de febrero en Madrid. Periodismo Asturiano charló con Rueda sobre la situación del sector, el desafío que suponen los cambios en las técnicas de posicionamiento y las herramientas disponibles para los emprendedores en España.

¿Cuándo nació SEO Coach?

SEO Coach está en marcha desde el 2 de enero de 2014. Tenemos un añito y un mes, aproximadamente.

¿Cómo nació esta empresa?

Nace de las ganas que tenemos Eduardo y yo -Eduardo es mi socio- de hacer algo por nuestra cuenta. Habíamos trabajado juntos en alguna otra empresa y dijimos “basta de trabajar para otros, vamos a intentar hacer las cosas como nosotros queremos hacerlas y de la forma que nos gustaría hacerlas”, intentando aplicar todo lo que habíamos aprendido.

¿Cuál es el objetivo y orientación de su compañía?

Somos una agencia de servicios de márketing online y de posicionamiento. Esto engloba tanto la optimización on site como acciones off site para la mejora de la visibilidad y relevancia, complementándolo con márketing de contenidos, gestión de blogs y gestión de social media. Todo en base a las últimas tendencias de SEO (posicionamiento en buscadores). Además, hemos abierto una parte de comunicación. Más que hacer linkbuilding al uso, en plan de batalla, lo que intentamos es que las empresas o clientes tengan repercusión de una forma un poco más cualitativa, con presencia en medios, prensa, radio y televisión. De alguna forma, eso también es SEO.

¿Cuál es el factor diferenciador entre una agencia publicitaria tradicional y una que se dedique al márketing online?

Una empresa publicitaria tiende a hacer acciones ‘offline’. Es decir, quizá apuntala menos la parte de Internet. En la sociedad actual, todo confluye más hacia Internet; todos los negocios, inversión publicitaria y gran parte de las ventas parece que se están canalizando más a través de Internet que a través del mundo ‘offline’. De ahí que, también, los negocios ‘offline’ que han existido hasta ahora tienen la necesidad de reciclarse de alguna forma, para evitar toda esta sangría que hay ahora mismo. Vas por Oviedo, a pie de calle, y cada día están más tiendas cerradas. Quizá porque no han sabido reciclarse y siempre han optado por las típicas campañas de comunicación y radio; la cuña, el anuncio… Digamos que hay que avanzar un poco más en eso, y ahí es donde entramos nosotros.

Entre otras cosas que incluye vuestra web, ofrecéis una herramienta que hace un informe SEO gratuito. ¿Es una herramienta útil como medio de captación de cliente? ¿Qué tenían ustedes en mente cuando la crearon?

Eso viene un poco de atrás. Ver de qué forma puedes generar vías de captación, de entrada de clientes; gente interesada en mejorar su web de una forma que sea económica; y más que económica, que sea gratuita. Consideramos que damos un buen servicio a través de esta herramienta, aunque es similar a lo que puede ser WooRank, que es una herramienta bastante reputada.

¿Cuál es la diferencia entre una y otra?

WooRank es de pago. Lo que intentamos fue crear una herramienta que estuviera al nivel de WooRank, pero ofrecerlo de forma gratuita, de tal forma que los usuarios nos vayan conociendo y realicen esas pequeñas acciones para mejorar su web. En el caso de que necesiten un poquito más de experiencia o intentar hacer otro tipo de cosas, pues contarán con nosotros a la hora de decidir con qué gente se van a quedar.

Ofrecen servicios de gestión de redes sociales. ¿Debe toda empresa tener presencia en redes sociales?

Creo que todas las empresas deben estar en redes sociales, pero no en todas las redes sociales. Según el tipo de sector o de negocio de la empresa, quizá hay redes sociales que no interesen tanto. Nos ha pasado con algún cliente que se dedica a inteligencia, o alguna gestoría, quizá le recomendemos estar en Twitter, estar en Google Plus -porque consideramos que, quizá, puede ser la que apuntale un poquito más el SEO- y estar en LinkedIn. Pero no le recomendamos, por ejemplo, estar en Facebook o Instagram porque no es el público objetivo para su negocio y se podría desvirtuar incluso un poco la imagen del mismo.

En Facebook, cada vez es más difícil alcanzar visibilidad sin pasar por caja.

Es un poquito como el SEO. Ahora Facebook asigna cierta relevancia a tu página, y en base a la relevancia que tengas, pues te da más visibilidad dentro de los usuarios que son tus fans. Es un truquito para intentar que lo que no saques por resultados orgánicos lo saques a través de publicidad o de publicaciones patrocinadas. Más que luchar contra ello, hay que intentar que la interactividad con los usuarios sea alta. En base a eso, crecerá el impacto.

¿Cómo se explica el retorno de inversión en Internet y redes sociales a una compañía? ¿Cómo puede la compañía medir el beneficio económico que le supone conseguir más ‘me gusta’ o seguidores?

Por un lado, hay una parte que no es cuantificable al 100%: “¿cuánto estoy ganando yo en cuanto a la comunicación de cara a mis usuarios?” Por otro lado, existen un montón de herramientas que te permiten cuantificar todo eso. Desde los propios informes de las campañas de Facebook hasta el propio Analytics, haciendo un ‘matcheo’ de todos esos datos, puedes conocer perfectamente cuál es el retorno de tu inversión. Al final, de lo que se trata es de tener un grupo de campañas que sean rentables. Al principio quizás no lo son, pero tras un trabajo de prueba y optimización, encontramos rentabilidad a esas campañas. La rentabilidad siempre entre comillas, porque puede ser rentable una campaña en la que tu generes mucha visibilidad por poco dinero, pero también puede ser rentable una campaña en la que vayas a venta directa. Si sabes que estás invirtiendo 300 pero has ganado 500, el trabajo real sería intentar potenciar al máximo esa campaña que sabes que te está dando un retorno de 5 a 3, al menos.

¿Cuántos proyectos gestionan actualmente? 

Estamos gestionando alrededor de 70 proyectos. Cada proyecto no corresponde a un cliente distinto. Hay clientes que te vienen con 4 o 5 proyectos. Incluso tenemos alguna red de blogs, que ya son varios proyectos.

Con 5 personas en plantilla, requerirá unos niveles de organización muy eficientes.

La verdad es que sí. La ventaja es que lo tenemos todo bastante procedimentado. Aunque intentamos ofrecer siempre algo diferente, tenemos herramientas y procedimientos de trabajo que nos permiten simplificar todo esto al máximo, pero siempre intentando ofrecer resultados.

Hablemos de posicionamiento. Google está haciendo más cambios a su algoritmo en los últimos dos años que en los 10 anteriores. ¿Cómo se sobrevive haciendo SEO con cambios cada vez más rápidos?

Es como la vida. Es cuestión de adaptación. Aquí realmente confluyen dos factores; uno es: cómo has hecho las cosas antes. Otro es: cómo tienes que hacer las cosas ahora.

¿A qué se refiere?

Antes se podían hacer muchas cosas para posicionar. Cada uno tenía sus truquitos, rozando a veces un poco el black hat… Pero todos teníamos nuestro procedimiento, nuestra forma de hacer las cosas, que nos funcionaba. En base a eso, Google ha realizado unos cambios algorítmicos para evitar algunas de estas técnicas que se utilizaban antes -mayor densidad de palabras clave sobreoptimizadas, mayor cantidad de enlaces- y que han ido orientados, fundamentalmente, a penalizar aquellas páginas que han utilizado tácticas black hat -generación de enlaces, sobreutilización de textos, etiquetas… Por otro lado, otra forma que tiene de atacar a los webmaster o a los SEO es mediante la ‘castración’ de información. Antes tu entrabas a Analytics y tenías todo el desglose de palabras clave que te habían generado tráfico. Ahora, el 80% te lo oculta.

¿Y qué hace, en ese caso, el profesional de SEO?

Al final, lo que te queda es hacer bien las cosas. Toda esa gente que ha hecho bien las cosas, o que hemos hecho bien las cosas desde tiempo atrás hasta ahora, lo único que debemos hacer es readaptar un poco esa estrategia para intentar seguir manteniendo posiciones y tratar de seguir ganando posiciones nuevas. Pero siempre intentando huir de esas malas prácticas que, hasta ahora, se habían dado bastante. Incluso se siguen dando en aquellos casos, webmasters y agencias que no han sabido adaptarse muy bien a estos cambios.

Volviendo a los inicios del SEO, ha dicho usted que en algunos casos se rozaba el black hat…

No es que lo hayamos rozado. Es lo que se hacía antes. Yo te hablo como SEO desde el año 99 y realmente, a ver, yo ahora no hago ninguna de estas técnicas. Pero si llevo trabajando en esto desde el año 99, he tenido que hacer de todo. Siempre estás buscando como subir posiciones. Y oye, antes era muy fácil; bombardeabas con enlaces, etc. Pero siempre en proyectos más personales y más orientados a hacer pruebas, porque realmente si no haces pruebas y experimentas un poco, no sabes donde está el límite. Por lo general tienes tu pequeño laboratorio, con tres o cuatro proyectos que fuerzas al máximo. Un poco para ver dónde se puede llegar.

Las opiniones sobre el marketing de contenidos y noticias patrocinadas están divididas. Hay quien dice que son la salvación del anunciante ante un público que se vuelve, cada vez, más insensible ante la publicidad ‘display’. Algunos periodistas dicen quue el contenido patrocinado es, cuando menos, conflictivo. Como profesional del ramo, ¿qué importancia le otorga usted al marketing de contenidos?

El márketing de contenidos, para mí, es una de las claves del SEO. Lo que sucede es que hay que salir de los productos excesivamente paquetizados, o de los contenidos excesivamente automatizados. Cuando haces ‘guest posting’ (artículos como autor invitado) o haces un blog, realmente tienes que ofrecer contenido de calidad, que aporte información útil al usuario. Si basas toda tu estrategia de contenidos en posicionar una serie de palabras clave para no aportar nada o hacer más de lo mismo, no te va a servir. Si haces contenido de calidad, a medio y largo plazo vas a ver los resultados. No vendrán porque Google sepa si eso es bueno o no es bueno, sino porque hay unas señales alrededor de ese contenido que son las que indican que es de calidad.

¿Como cuáles?

Mucha interacción por parte de los usuarios en las redes sociales, mucha consecución de enlaces de calidad de forma orgánica, sostenidos en el tiempo… Todo eso son señales que Google va detectando. SI hacemos un ‘contenido de paja’, un contenido automatizado o sin aportar la suficiente calidad, realmente Google no lo va a tener en cuenta. Pero no es solo que no lo vaya a tener en cuenta Google, es que los usuarios tampoco lo van a tener en cuenta.

¿Cree usted que el CPM (coste por mostrar material a mil espectadores) es un modelo que está agotado o en vías de hacerlo?

Creo que no. Según el tipo de campaña que quieras realizar. Para campañas de ‘branding’ es un modelo aceptable. Al final, el CPM simplemente es una forma de tarificación. Lo que importa es que en base a lo que tu has invertido en una campaña, veas los resultados que has conseguido a través de tus herramientas de analítica y te permitan tomar una decisión. No es tan importante el modelo de tarificación como el resultado final, que sería la rentabilidad de esa campaña.

¿Hasta qué punto suponen los bloqueadores de publicidad un peligro para la publicidad tipo display o basada en banners?

Eso ha existido siempre. Si no me equivoco, con AdBlock las grandes compañías han tenido que pasar por caja, ¿no?

Con Adblock Plus

Pasar por caja no quiere decir, simplemente, que tengas que pagar, sino que lo que tienes que asumir son unas normas por las cuales tú no estás ofreciendo publicidad intrusiva a esos usuarios. Lo que estás ofreciendo tiene que ser lo suficientemente cualificado como para que el usuario quiera ver esa publicidad.

¿Y si la publicidad es mala?

Si tu publicidad es mala, tampoco te sirve. Hay que tratar de hacer las cosas bien, empezar a aportar valor añadido, y centrarse fundamentalmente en el usuario. En la necesidad del usuario. Por eso ahora quizá se sobre explota la parte emocional de las campañas. Creo que todo está confluyendo en buenas prácticas. Se trata de que las agencias aprendan a conocer a sus usuarios y darles exactamente lo que necesitan, porque es una publicidad que no van a rechazar.

Tal como lo pinta, parece que los anunciantes realmente estuvieran aprendiendo la lección para no diseñar publicidad obtrusiva. ¿Cree, realmente, que están aprendiendo esa lección?

En algunos casos, sí. O, al menos, sí que tenemos pinceladas. Gente que intenta hacer las cosas de forma diferente; cosas creativas, o campañas que van mucho más allá del banner. De todas formas, si yo ahora pensase en una campaña publicitaria, no estaría pensando en el último banner que he visto. Me fijaría en campañas con vídeos de Youtube, contenido viral, una acción concreta en Twitter… Campañas de banners que me hagan decir “es una pasada”… Eso ya se acabó.

Aparte de la herramienta para realizar un Informe SEO Gratuito, ¿han pensado en desarrollar otro tipo de herramientas web similares?

Por un lado, vamos a empezar a comercializar una herramienta de paneles personalizados. La crea una tercera empresa, pero realmente es de un coste tan bajo, tan competitivo y la herramienta es tan fantástica, que tenemos que sacarla al mercado. Además, está la posibilidad que tenemos de dar soporte en español.

¿Algún desarrollo propio?

Estamos desarrollando una herramienta para controlar todo el marketing online de una empresa. Los contenidos, el SEO, la presencia en redes sociales… Hasta cualquier acción de comunicación, de visibilidad, que se quiera hacer. Además, integrará un CRM (software para la administración de las relaciones con los clientes) específico, muy social y con herramientas avanzadas de monitorización e inteligencia.

¿Cuando presentarían estas herramientas?

El problema que tenemos es que somos una agencia de servicios, no somos una agencia de desarrollo. Las cosas van despacio, pero yo calculo… (piensa unos instantes) en el mejor de los casos, podríamos estar hablando de unos dos meses. En el peor de los casos, calcula seis o siete. Ya la tenemos muy avanzada, pero en un producto de estas características hay muchas cosas que depurar, que corregir. Y también es verdad que cada día nos van saliendo cosas nuevas. Aparte, también, vamos a integrar Analytics, con toda la analítica a través de este sistema, pero vamos a intentar simplificarla a través de informes ya preconfigurados.

Como fundador de una empresa que se dedica al márketing online, ¿diría usted que, en la actualidad, hay más facilidades para los emprendedores a la hora de crear su negocio?

Más facilidades… Lo que hay son más emprendedores (se ríe). Digamos que, al final, la tecnología confluye en la sencillez. Hay más herramientas que facilitan todo y simplifican mucho las cosas. Hay modelos gratuitos o freemium que sí parecen empezar a hacer cosas con un coste ajustado. Por lo general este tipo de herramientas, más económicas, más accesibles o, incluso, gratuitas, tienden a tener ciertas limitaciones de cara a hacer algo realmente ‘pro’. Pero si estás buscando soltarte un poco y conocer de qué va esto, realmente sí que hay un montón de herramientas y recursos para que un emprendedor, si realmente le dedica esfuerzo, tiempo y tiene ganas, consiga resultados.

¿Hay mucha competencia en el sector del márketing online?

Sí y no. Pasa como pasaba con las páginas web hace ocho o diez años. Todo el mundo tenía un amigo que hacía páginas web con Word o Dreamweaver. Creo que hay mucha agencia, mucho freelance y mucha gente que le gusta el sector, que se ha metido en el sector porque ve que hay negocio, expectativas, pero realmente quizá hace falta una profesionalización. Tampoco voy a decir que nosotros seamos los mejores, pero sí que tenemos ya una trayectoria importante. Yo estoy trabajando, profesionalmente en Internet, desde el año 99. Y viendo el equipo que tenemos, pues estamos todos a un nivel bastante alto. Podemos asegurar es esa experiencia, esa profesionalidad y un procedimiento de trabajo al que, quizá, gente que esté empezando ahora todavía no ha llegado.

Al menos, intentamos ir con lo que tenemos, que es una gente fantástica, una forma de hacer las cosas que, más que tender a la excelencia, yo lo que intento inculcar o lo que siempre digo es que no podemos ser excelentes, queremos ser singulares.

Explíqueme eso un poco más.

Parece que, cuando tiendes a la excelencia, son todo procedimientos, protocolos, certificaciones. Pero realmente queremos ser la chispa que enciende un negocio; no por tener mucha certificación, mucho procedimiento y mucho protocolo vas a hacer mejor las cosas. Más caras, seguro. pero no estás aportando un valor diferenciador que haga que un negocio salga adelante; esa chispa.

Anuncios

Cygnus Estudio: “Apostamos por personas reales y cánones de belleza poco habituales”

image

Con motivo de su reciente reorganización y la nueva etapa que se abre ante ellos; Cygnus Estudio (facebook, youtube, blog) se nos presenta con una cara renovada que no dejará indiferente a nadie. Esta joven plataforma artística se arriesga en cada vez más ámbitos. Eva Lombardero, fundadora y encargada de producción, nos lo cuenta todo.

¿Cómo surge Cygnus Estudio y por qué? ¿Cuál es vuestra apuesta cultural?

Surge como una pequeña plataforma artística para que un grupo de amigos pudieran desarrollar sus inquietudes en el plano de la fotografía. Fuimos fichando diferentes profesionales, peluqueros, maquilladores y técnicos de iluminación, intentado que pudieran también desarrollar sus propias inquietudes. También fuimos proponiendo colaboraciones a diferentes diseñadores y diseñadoras locales para que juntos pudiésemos promocionar nuestros trabajos. Actualmente la publicidad es algo muy caro y está al alcance de unos pocos, tampoco a los medios de comunicación les suelen interesar proyectos de este tipo. Así que decidimos unir nuestras fuerzas y hacer algo diferente, no limitarnos a las típicas sesiones de fotos. Apostamos por hacer cosas diferentes, como eventos en los que el público pueda ver que hay detrás de la fotografía final. Nuestras señas son la creatividad y el impacto visual.

Háblame del equipo de Cygnus, ¿qué os hace diferentes?

El equipo de Cygnus es bastante amplio ya que, dependiendo del proyecto, incluimos unos profesionales u otros. Contamos con varios fotógrafos, peluqueros, maquilladores, técnicos de iluminación, personal en producción, modelos… Y lo que nos hace diferente es la colaboración y la aportación de cada uno de ellos. Estamos abiertos a todo tipo de proyectos e intentamos combinar diferentes formas de arte en un resultado final. Nuestras sesiones cuentan una historia, trabajamos juntos sobre un concepto y todos aportamos; luego, de una forma ordenada y organizada, sacamos el proyecto.

En lo referente a vuestro trabajo en el sector de la moda, ¿qué alternativa supone frente al sector más comercial y extendido?

Creemos que el sector de la moda esta excesivamente encasillado, además nos preocupa el elitismo que arrastra. Apostamos por las personas reales y los cánones de belleza poco habituales. Intentamos trabajar en el concepto de que todas las personas tienen algo bonito y digno de resaltar, solo hay que trabajar el estilo, el escenario en el que colocarlas, la luz, el atrezzo… Nos gusta que las imágenes nos transmitan y nos transporten.

Ahora os empezáis a involucrar en el sector de los eventos; en cuanto a esto, ¿cuáles son vuestras propuestas y qué ofrecéis?

Ofertamos casi de todo, dependiendo del evento y del presupuesto. Por supuesto la parte gráfica de fotos y videos de ‘making of’, para poder promocionarlo a posteriori. Y además estamos comenzando a introducir animación, artistas callejeros… Como en el Xixón Burning, que mientras el equipo creaba sus peinados y maquillajes, ‘El niño’ hacia un grafiti en el escaparate de la tienda Visionart. En otros eventos, como pueden ser comuniones, bodas o cualquier otra celebración podemos aportar grupos musicales, animadores, servicio de catering, etc. Pretendemos abarcar todos los campos aportando el espíritu de la originalidad sello de Cygnus.

image

Entre otros muchos trabajos, habéis realizado una serie de láminas para la Revista de la Sidra; cuéntame algo sobre estas fantasías ¿Cuál fue su intencionalidad? ¿Cuáles las perspectivas de futuro?

Este proyecto nace por la necesidad de promocionar los productos de la tierra de una manera más creativa, ¿por qué no hacer algo bonito y que pueda llegar a otro tipo de público? En un intento de que la sidra y el arte de vanguardia pueden fusionarse, nace esta colección de láminas, cuidadosamente diseñadas, en que cada trabajo es único, es una alegoría de nuestra tierra y una alabanza a la cultura sidrera. Esta es una de la propuestas más arriesgadas de lo últimos tiempos. Creemos que para exportar este producto tan nuestro no solo es necesaria la calidad del mismo; al consumidor hay que ofrecerle algo más. La mayoría de estas campañas de promoción tienden a utilizar elementos demasiado tradicionales. Estas creaciones se pueden aplicar tanto a láminas, como etiquetas de embotellado o elementos de decoración.

Me gustaría que me hablases un poco de vuestra forma de trabajar con respecto a las colaboraciones, ¿a qué estáis abiertos y en qué os gustaría participar en esta nueva etapa de Cygnus?

Estamos abiertos a casi todo tipo de propuestas. Recientemente hemos colaborado, por segundo año, en la parte gráfica de la creación de un calendario de moteros y moteras para la recaudación de fondos destinados a la investigación de los lesionados medulares. La recaudación ha sido donada íntegramente al hospital de parapléjicos de Toledo. Nos gusta que la gente nos escriba y nos cuente sus ideas y entre todos sacar un proyecto con estilo Cygnus. Nos escribe mucha gente desde diseñadores que quieren sacar a la luz su trabajo hasta asociaciones para recaudar fondos o tiendas que necesitan promoción. Nos gusta participar y echar una mano en lo que podemos y entre todos pintar un futuro mejor.

Por último, y si nos puedes desvelar algo, háblame sobre los futuros proyectos de Cygnus, ¿con qué nos vais a sorprender la próxima vez?

Actualmente estamos trabajando en la promoción de varios modelos. Uno de ellos es Ángel Rodian, que ha escogido a Cygnus Studio para reconducir y ampliar su carrera, no sólo como modelo de pasarela, sino como Fitness Model. Aprovechando su anatomía perfecta lo hemos usado como lienzo, creando un Body Painting sobre su cuerpo. Hacemos un llamamiento a desencasillar a los modelos de lo típico: gente guapa haciendo lo mismo de siempre. De nuevo reivindicamos nuestra propia visión del mundo de la moda desde el prisma de la creatividad y siempre arriesgando.

Antonio Íñiguez Escobar: “Hay que morir de un ataque de vida”

Imagen de Íñiguez Escobar

Considera a Gijón la antesala del paraíso y hace referencia a su familia y amigos con una especie de “todo por ellos y todo para ellos”. Antonio Íñiguez Escobar se estrena con el Diccionario Irónico-Filosófico de máximas y mínimas, repleto de aforismos satíricos y mordaces que abordan todos los temas de la vida; además, también ha publicado La ambición de Norman Roy, tal vez una suerte de novela autobiográfica. Si Gijón es la antesala del paraíso, él es, como mínimo, San Pedro.

¿Qué le impulsó a empezar a escribir aforismos?

Existen poderosísimos motivos:

Son la quintaesencia de la prosa, en tanto en cuanto te obligan a ser conciso y preciso.

Hay que tratar de enganchar, como las ofertas de LIDL, cuyo folleto siempre me leo en el baño, hasta que tengo unas ganas irresistibles de terminar con mi aseo cotidiano y acudir a comprar el chocolate con leche a 0,35 ¡La calidad no es cara!

Sirven para brindar en una frase un pensamiento, un sentimiento, una forma de vida, una forma de ser. Resulta que, al final, en una sola frase, que parece tan sencilla, estás describiendo, definiendo un mundo.

En la sociedad de consumo por antonomasia, ya no se detiene a reflexionar ni Blas. Así que para tratar de acercarse a todo el mundo hay que decir algo directo, que impacte. Pero además, debe de ser muy breve. Y, por último, hacer que no parezca muy profundo y revestirlo de ironía, porque la gente no quiere complicaciones. Por tanto, hay que despistar un poco con una frase que parezca más o menos simpática y luego, ¡zas!, asestar un zarpazo.

Siempre he creído que los maestros del aforismo eran algo así como los poetas de la prosa, en tanto en cuanto su capacidad de síntesis es similar. En ese sentido, si alguna vez escribo alguna sentencia digna de ser tenida en cuenta, eso sólo es gracias al magisterio impagable del más grande constructor de aforismos de todos los tiempos, Nicolás Gómez Dávila. Un genio absoluto.

¿Quién es exactamente Norman Roy y por qué él?

Norman Roy es el tipo más auténtico que he conocido; pero debo reconocer que gran parte de su mérito se debe a Fermion Boson, su auténtico alter ego.

Pero yo creo que tanto el misterio de uno como el del otro personaje deben ir desvelándose con naturalidad y con el tiempo.

Sólo puedo decir con respecto a Norman algo decisivo: la realidad supera a la ficción por goleada.

Norman Roy publica en Facebook. ¿Por qué en esta plataforma?

Están muchos de mis amigos más queridos en Facebook ¡Y yo escribo, sobre todo, además de para comprender y para comprenderme, para honrar a mis amigos y a mi familia! Escribo para ellos. Y me gusta hacerles protagonistas de cuanto escribo, puesto que ellos son los protagonistas de mi vida. Quienes me hacen feliz continuamente.

¿Alguna vez pensaste el alcance que llegaría a tener su humilde proyecto?

Bueno, tampoco tiene tanto alcance. Si es más sencillo: esto se debe a la generosidad inmensa de mis amigos, que me promocionan mucho.

En una de las entrevistas que ha concedido, hace mención a su abuelo y cómo él inculcó en usted la pasión por imaginar y crear. Hábleme un poco más de ello.

Mi abuelo Luis Escobar Bordoy era una especie de humanista, un sabio descomunal. Lo hacía todo con facilidad, y deseaba transmitir esa facilidad a los demás. Redactó unos ‘Apuntes de economía política’, por ejemplo, que reflejan a la perfección cuanto digo.

Pero, por encima de todo, muy por encima, era de una bondad proverbial. En la Guerra Civil Española lo adoraban en los dos bandos -y eso es mucho decir-. Cuando venía a jugar con nosotros en Begoña, se organizaba una verdadera revolución. Era un tipo emocionante.

La verdad es que fui muy afortunado: tuve dos abuelos excepcionales. Porque nunca vi a nadie con la ironía de mi abuelo paterno, Baudilio Íñiguez. Si a mi abuelo Luis le debo mi pasión por la literatura y por la vida, a Baudilio siempre le deberé el poder aplicar la ironía a ambas para desafiar con una sonrisa burlona los desafíos de la existencia.

Siempre hace usted referencia a la pasión que siente por sus padres y por Gijón, sus “tres patrias”. ¿Cuánta influencia de tus padres y su forma de ver el mundo crees que alberga tu Diccionario Irónico-Filosófico? Por otro lado, ¿por qué define Gijón como “la antesala del paraíso”?

Si yo tengo alguna cualidad, algo bueno que ofrecer, algo mínimamente digno de mérito, ese algo tiene y tendrá siempre el sello de mis padres. Mamá tomó el testigo del abuelo, y es la bondad y la inteligencia -que van de la mano- personificadas; mi padre es el tipo más recto e insobornable que he conocido.

Ellos me inculcaron a fuego el amor al prójimo, el perdón, la integridad, el concepto del honor… Yo dejo mucho que desear, y no estoy a la altura de semejantes enseñanzas; pero, desde luego, cuando salí al mundo, no encontré unos códigos tan puros como los que ellos trataron de enseñarme. No encontré jamás manual de vida mejor. Y ese es mi horizonte, lo alcance o no. Cómo no voy a sentir pasión por ellos.

¿Y Gijón? Gijón es comer, beber y vivir. Pérez de Ayala lo llamaba la Andalucía del Norte. Es que hay que verlo para creerlo: la nobleza proverbial de un gijonés aleada con alegría ¡Eso es imbatible!

Hay que recorrer una vez, sólo una vez y nada más, un día soleado y de marea baja, con los pies descalzos, junto a la orilla, la Playa de San Lorenzo; calzarse en la escalera 15, y andar kilómetros y kilómetros hacia la Providencia, hacia el Infanzón, y contemplar Gijón desde allí. Si alguien tiene dudas entonces de que sea la antesala del Paraíso, necesita una entrevista urgente con el cansino de Alain Afflelou.

No me creo que un empresario, abogado, intelectual, escritor y vividor también se considere mediocre… Con sus aforismos, ¿quiere abrirle los ojos al mundo o recordarse a usted mismo que debe mantenerlos abiertos?

No soy mediocre, sino supermediocre. Un caso único. Lo que quiero es tenerlos bien abiertos yo, para no meter la zarpa por enésima vez, que es mi especialidad.

Soy crítico con el mundo que me rodea, pero cuando me miro al espejo me descojono vivo. Eso sí, creo que tenemos un inmenso margen de mejora ambos, el mundo y yo, y me voy a poner manos a la obra ¡ya!

¿De cuál de sus tenaces definiciones se siente más orgulloso? Personalmente, mi favorita: “Cuando los españoles despertaron, España ya no estaba allí”; estoy deseando que se explaye en esto.

Me gustan las que alientan sobre nuestras posibilidades y esperanzas. Aunque no me engañe sobre las duras realidades de la vida, confío plenamente en un mundo mejor. Hay gente excepcional que nos enseña continuamente el camino. Me gustan citas como “El miedo es libre, pero yo más” en la medida en que alertan sobre nuestros temores, pero dan fe de nuestras inmensas posibilidades.

En cuanto a tu favorita, tiene varios filos: uno expresa mi agradecimiento a Augusto Monterroso, maestro hondureño-guatemalteco del relato y de la concisión, y a su microrrelato ‘Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí’; otro, es una forma de darle la vuelta a la cita de Monterroso, como suelo hacer en varios aforismos; por último, es una forma de decir que los españoles aún no han despertado, y que cuando lo hagan, probablemente ya no exista. Pero ‘We can!’, que diría ese alumno aventajado de Zapatero y de Rajoy que es Obama.

En cuanto a su primera novela, La ambición de Norman Roy; hay un gran salto de complejidad, si bien novela y aforismos requieren del mismo ingenio. ¿Por qué se lanzó a este proyecto? ¿Qué es lo que le mueve exactamente a contar esta historia?

Amando de Miguel, maestro y amigo del alma, dice que para escribir hay, simplemente, que hacer dos cosas:

  1. Leer mucho
  2. Tener experiencias

A mí, por encima de todo, lo que me gusta es vivir. No voy a ser nunca el tipo de ‘escritor en su rincón’ que abunda. Voy a vivir, que es lo que importa.

Pero, de alguna manera, no puedo resistirme a contar mis vivencias por dos motivos: porque las he vivido con amigos y personas que he querido mucho, o con otros seres vivos menos agradables a quienes agradezco que me mantengan alerta y en forma. Con amigos a quienes quiero homenajear inmortalizándoles, por modestas que sean mis letras.

Y, en segundo lugar, porque al contar una historia, no cabe duda: la estoy volviendo a vivir. Y eso es una gozada: aunque tenga sus complicaciones, esa historia ha supuesto recorrer un camino repleto de emociones. ¡Hay que morir de un ataque de vida!

Pablo Álvarez: “UGT siempre ha sido poco transparente en el tema económico”

Pablo Álvarez

Pablo Álvarez Fernández. Fotografía de P. Gómez

“Es inadmisible que los mismos que nos movilizan contra los recortes del gobierno, en sus plantillas apliquen estas reformas a rajatabla”. Frases como esta tienen un autor: Pablo Álvarez Fernández, trabajador de Duro Felguera en el taller de Barros y delegado sindical de UGT. Desde el mismo lugar, su perfil de facebook, pidió “acabar con el nepotismo, el clientelismo y los estómagos agradecidos que están dinamitando el sindicato”. Álvarez ha estado afiliado a la UGT desde el 2002 hasta el pasado 17 de enero de 2014, fecha en que la Comisión de Garantías de MCA-UGT le comunicó su carta de expulsión. De ello y de las situaciones que denuncia dentro del sindicato, habla el propio Pablo Álvarez para Periodismo Asturiano.

¿Cuál es el origen del conflicto con la UGT?

La cosa empieza a nivel de empresa. En el año 2010 tuvimos un ERE de extinción; al final se llegó a un acuerdo y quedamos 69. Durante la negociación de ese acuerdo, yo ya tenía discrepancias con el que era el Secretario General de la Sección Sindical del taller de Duro Felguera en Barros.

¿Cuáles eran esas discrepancias?

Era una persona que hacía las cosas a su manera, unilateralmente. Negociaba mucho con la empresa, siempre temas profesionales. Tenía acuerdos con la empresa, igual que yo considero que UGT también los tiene a nivel regional.

Cuando estamos inmersos en el proceso de negociación del ERE, surgen las discrepancias porque no se reúne a la sección sindical de UGT, a la que yo pertenecía; ni se reúne a los afiliados en ningún momento. A las asambleas de trabajadores va cuando es de su interés o tiene algo que decir. Había veces que dejaban al delegado de Comisiones solo. De esta manera, tres personas toman todas las decisiones. En ese momento yo escribo una carta a la UGT regional, informándoles de la situación, y decido dimitir del área de Juventud.

¿Cómo le afectó aquello?

Pues hubo una acción y hubo una primera reacción. Tras aquella carta se me negó el crédito horario para prevención como represalia a mis quejas. Es ahí donde comienzan los problemas reales a nivel sindical.

¿Antes no los tenía?

No. Hasta entonces yo estaba bien considerado en Oviedo, donde además me movía bastante bien. Llevaba el tema de Juventud y estaba bien visto.

¿Hubo respuesta institucional a la carta que envió al Comité Regional de UGT Asturias?

No. Veo que no me hace caso y no hay respuesta a la carta. Así que me reúno con el Secretario de Organización de UGT-MCA (sector del Metal y la Construcción). Le cuento una situación en la que no se están dando asambleas con los trabajadores, no se está reuniendo a la sección sindical y todo ello en un ámbito tan grave como el existente en ese momento en la empresa. Algo que considero una aberración. Su única explicación a eso fue que “era lo que había, que había que dejarlo así y que ya cambiaría la cosa”.

¿Qué respondió usted?

Que no estaba dispuesto a aceptar eso. ¿Qué pasa? Ellos se quejan mucho de que yo hablo en las asambleas de trabajadores y que los ataco. Yo siempre he dicho lo mismo. Si estamos convocados a una asamblea de trabajadores y hay un consenso anterior a la asamblea, yo me callo y no digo nada porque ya se ha votado antes. Pero si no me convocas en el foro en el que me hay que convocar, yo hablaré en las asambleas de trabajadores porque considero que es un derecho. A raíz de esta situación, empiezo a denunciar la situación en mi Facebook, que es personal.

¿Existe algo parecido a la disciplina de partido dentro del sindicato, integrado en sus estatutos?

No. Los estatutos no lo contemplan. Lo único que contemplan es la deslealtad; algo que es muy relativo. Ahora mismo tengo recurrida la expulsión y una de las cosas a las que hacemos alusión es a eso. Ellos consideran que no hay cabida ni a la deslealtad ni a la injuria. En el caso de la injuria o la calumnia hay que demostrarlas en un juzgado. Ellos estudiaron esa opción, pero no lo harán porque tendrían que demostrar que lo que yo digo es mentira. Además, cuando comienzo a hacer los comentarios en mi Facebook personal, siempre lo hago desde la generalidad.

Si usted no está contento con el sindicato, ¿por qué recurre?

Porque considero que la decisión de marchar o quedar en el sindicato debo tomarla yo. Si recurro y gano ya tomaré la decisión que tenga que tomar, pero no tienen ellos por qué decidir por mi.

Antes de hacer firme la expulsión, ¿tomaron otras medidas?

Sí. Me inhabilitaron primero seis años, a partir de un comentario mío en Facebook que hice en diciembre del 2012. Yo en ese comentario ataco al sindicalismo en general y a la pérdida de conciencia de clase dentro de los sindicatos. Hablo de lo inadmisible de tener liberados en una empresa, contratados con salarios desproporcionados, y del nepotismo que hay dentro del sindicato, por el cual, si tu vas al staff de un sindicato, puedes hacer un árbol genealógico completo.

Comentario de Facebook

Comentario publicado por Pablo Álvarez en su Facebook, el 9 de diciembre de 2012. Captura de pantalla realizada con permiso del autor.

Pero esa situación que usted narra es la que denuncian muchas personas en todos los estamentos, privados y públicos. Es el pan nuestro de cada día…

Sí. Pero yo en la empresa privada no tengo nada que decir. Puedo o no estar de acuerdo, pero dentro de una empresa privada el jefe pude poner al tío, al sobrino, a la hermana, a quién sea, porque maneja su propio dinero y puede hacer con él lo que quiera. Luego yo podré estar o no de acuerdo.

Sin embargo, en una institución o entidad pública eso no tiene cabida; no debe existir. Dentro de una organización de clase, la gente tiene que estar por su valía y por su formación. Y en el caso de UGT, esta deja muchísimo que desear. Además, está el caso de blindarlos con contratos que son desmesurados. Yo crítico esto en general. Es algo que me ofende, sea cual sea el sindicato.

¿Hubo represalias por todo lo que está contando?

Sí. A partir de que se me inhabilita por seis años hay una corriente bastante crítica dentro del sindicato, que han estado reprimiendo.

Yo estaba, en aquel momento, de delegado de prevención dentro de los talleres que Duro Felguera tiene en Barros. Tras las denuncias que hago, deciden que para el delegado de prevención no hay horas. Algo que no es lógico dentro de un taller. Además, el comité de empresa “vende” mi puesto dentro del comité a cambio de horas. A la empresa le venía bien porque yo era crítico con la política que estaba llevando, y a cambio ellos dividían mis horas sindicales entre los que quedaban.

¿Cómo sucedió?

En el comité de empresa había nueve personas. Uno de ellos se retira y yo tendría que haber entrado en su lugar. Pero eso no se llega a dar y se reparten las horas sindicales que me corresponderían entre todo el comité, quedando éste con tan sólo ocho personas.

¿Quién firma ese documento?

Es un documento interno que ellos firman con la empresa y que no tiene validez. En él firma una persona como secretario de la sección sindical, que no era el puesto que ocupaba, y otro que no se sabe ni quién era. Lo que hago ante esto es dar de baja al anterior delegado, que se había jubilado, y darme yo de alta, ya que soy el siguiente. Ellos, al día siguiente, bajo el principio de acción-reacción, me revocan como delegado de prevención.

Yo tengo el título superior de prevención en todas las especialidades, mientras que ninguno de ellos tenía las cualidades en formación necesarias. Pero da igual, porque me sustituyen y, a posteriori, la persona que lo hace realiza un curso de formación de 45 horas en prevención. A partir de estos hechos decido llevarlo a juicio, tanto la revocación como delegado de prevención como mi sustitución en el comité de empresa.

¿Cómo se desarrolla toda esa fase previa al juicio?

UGT está obligada a darme un abogado, puesto que estoy afiliado. En función de esto, pido el abogado y ellos van agotando todos los plazos para darme uno. Evidentemente, la jefa de los servicios jurídicos, que es la diputada regional María Pineda, no me lo quiere dar.

Viendo esto llamo al sindicato y les digo, literalmente, que si no me dan un abogado me encierro en el sindicato y armo una bolera. Así que me dan un abogado externo. El juez estima que lo que se está planteando son problemas del sindicato que se deberían resolver internamente.

¿Recurrió usted el juicio?

Sí, pero con otra abogada. Una vez que sale la sentencia del juicio hay quince días para decidir si presentar o no recurso. La UGT, lo que tiene en cuenta, es que no hay nadie que pueda presentar el recurso, puesto que se necesita conocer muy bien el caso. En ese momento tengo la suerte de que una de las abogadas que expulsa el sindicato se ofrece a llevármelo, y ella conocía bien la situación desde el principio.

Cuando yo la ratifico como mi abogada, la UGT se mueve rápidamente. Al yo presentar el recurso se pusieron nerviosos y deciden que me van a escuchar. No respondo directamente a la carta del abogado, sino que envío un escrito a la UGT en el que les comunico que voy a escoger el abogado que yo quiera.

¿Cuando saldrá el resultado del recurso?

El plazo temporal es difícil de decir, porque se estima que puede ser de seis meses a un año.

¿Continuará denunciando estas situaciones, después de los dos juicios que hay sobre la mesa?

Sí. Además, a raíz de todo esto he investigado por mi propia cuenta. La UGT siempre ha sido muy poco transparente en lo relativo al tema económico. Así llegué a una empresa que se llama Meconaf. Esa empresa se supone que es de formación; pero yo jamás la vi, en once años que llevo en el sindicato, dar ningún curso. Empecé a denunciar esto en el mes de junio, y lo dije también en Atlántica XXII. Dos días después de la salida de Atlántica en septiembre con este tema, liquidaron la empresa.

En esta empresa, el consejero delegado es Eduardo Donaire. También están Carlos Romero, actual secretario de MCA en España, y Santiago Fernández Lanero. El liquidador de esta empresa es Aristides García Pedraza, que es quién está liquidando las empresas de los ERE’s de Andalucía.

Ellos, de esta, manera quieren borrar las huellas. UGT en Lugones tiene un local con una cochera donde se guarda una furgoneta y luego tienen documentación en una oficina. Este local lo tenía MCA alquilado a Meconaf. Meconaf como empresa puede tener el vado en fin de semana, que es donde nosotros nos fijamos. Al deshacerse Meconaf, este sitio pasa de nuevo a MCA. Así Meconaf pagaba el alquiler a MCA cuando eran los mismos.

Eduardo Donaire llega a reconocerlo en una entrevista a Atlántica donde dice “que nunca se han hecho sobornos” y “que Meconaf fue disuelta en Enero. Su cometido era poder facturar los cobros de nueve apartamentos que teníamos en Torrevieja”. De los sobornos ya hablaré después.

Una empresa de formación factura cobros de nueve apartamentos. Ya él mismo está soltando esto, porque se considera por encima del bien y del mal. Él admite que una empresa de formación se creó para facturar cobros de apartamentos. Con eso ya te lo digo todo.

Pablo Álvarez

Pablo Álvarez Fernández. Fotografía de P. Gómez

Dijo usted que de los sobornos ya hablaría después…

Cuando empiezo a protestar por estos temas internos ellos me dicen que me calle la boca; y si me callo la boca, me dan la secretaria del Nalón. Mi contestación fue bien clara: Mira amigo mío, yo vivo en un pueblo pequeño, tengo una hija pequeña y a mi no me gusta que me llamen ‘vendíu’ por la espalda, ni me gustaría que los compañeros me hinchen a palos, y encima merecidos. Yo por ahí no voy a pasar. ¿Qué pasa? Hicieron secretario de juventud ahora al secretario de Felguera Melt. Está puesto por ellos, por más que lo intenten disfrazar. No puede ser secretario del Nalón porque trabaja en una empresa del Caudal, eso va en contra de los propios estatutos. Él ya pertenece a Felguera Rail, porque Felguera Melt está liquidada.

¿Sigue creyendo en la lucha obrera?

Sí. Porque, ¿sabes? En las bases si que hay gente muy válida que lucha por los compañeros y de verdad creen en el sindicalismo y luchan por ello. El problema es que ellos tienen una tela de araña que te impide llegar más allá. A los congresos sólo van a votar quién ellos quieren que vayan a votar. Entonces es muy difícil romper esto. En cada sitio donde puedas tener un apoyo, ellos ponen a alguien propio de la organización para que no puedas acceder a nada.

Entonces, los puestos de la organización, ¿cómo se eligen?

A dedo.

Y los estatutos dicen…

Democráticamente. Pero no existe esa democracia. A los sumo, candidaturas cerradas.

“La diversidad de microorganismos que hay en el planeta es una gran desconocida”

El equipo investigador

De izquierda a derecha: José Luis Rodríguez Gallego, Luis Manuel Rubio Osuna, Ana Isabel Peláez Andrés, Victoria Mesa salgado, Alejandro Navazas, Alejandra Menéndez y Jesús Sánchez Martín. Imagen de Pablo Gómez

Hablar de la microbiología es hablar, también, del arte de la supervivencia. Los extremófilos -organismos capaces de sobrevivir en las condiciones más adversas- son la prueba de una adaptabilidad de la que carecen organismos más avanzados (incluídos nosotros).

Al hablar de ambiente extremo, la imaginación del lector podría volar hasta lugares exóticos y remotos como volcanes o hielos perpetuos. El concejo de Mieres dista de ser, por tanto, la zona en la que pensaríamos para un ejemplo de supervivencia extrema. Pero existe un lugar llamado Los Rueldos: una mina de mercurio abandonada en los años 70 cuyas aguas tienen un pH ≤ 2 -una acidez similar a la que compone nuestros jugos gástricos-, con presencia de metales como el arsénico, el aluminio y el plomo. A pesar de las durísimas condiciones, la vida se abrió camino en la oscuridad.

En enero de este año, la revista The ISME Journal, perteneciente al grupo de Nature, publicó un estudio sobre la biodiversidad microbiana presente en la mina. El trabajo es un esfuerzo conjunto del grupo de Tecnología, Biotecnología y Geoquímica Ambiental de la Universidad de Oviedo, que tiene su sede en el Campus de Mieres; el Instituto de Catálisis del CSIC y otros laboratorios europeos. Al campus de Mieres se trasladó PERIODISMO ASTURIANO para charlar con Ana Isabel Pelaez Andrés, Doctora en Biología por la Universidad de Oviedo y coordinadora del equipo de Microbiología.

También intervino en esta entrevista el Doctor Jesús Sánchez Martín, profesor jubilado de la Universidad de Oviedo desde hace dos años, que ha colaborado en el proyecto como antiguo coordinador del mismo. Integran el resto del equipo del trabajo la Doctora Celia Méndez García – que ya no está en el centro pero fue una de las impulsoras del proyecto junto a Peláez y Sánchez-, Victoria Mesa Salgado y José Luis Rodríguez Gallego.

Anabel Peláez

Ana Isabel Peláez. Imagen de Pablo Gómez

¿Qué les llevó a iniciar la investigación en la mina de Los Rueldos?

Ana Isabel Peláez: Fundamentalmente, lo que nos mueve es un interés por saber. En lo que se refiere a microbiología, la diversidad de microorganismos que hay en el planeta es una gran desconocida por dos motivos: uno, porque los microbiólogos no hemos encontrado todavía el medio apropiado para propagar esos microorganismos mediante su cultivo en el laboratorio. Dos, porque hasta hace muy poco – me refiero hasta los años 70- se pensaba que la única vida posible era en aquellos ambientes donde vivimos los organismos superiores. Pero a partir de esa fecha se vio que la vida, al menos la vida microbiana, es posible en condiciones que no son las normales; condiciones extremas.

¿A qué nos referimos con condiciones extremas?

AIP: Aguas que son ácidas; que tienen, por ejemplo, un pH medio de 2, parecido al del estómago; a temperaturas muy altas o muy bajas, a altas presiones o a mucha incidencia de radiación. En el caso de Los Rueldos, hay un ambiente que tiene un pH ≤ 2. Hay grandes posibilidades de encontrar cosas que sean nuevas.

De hecho, las encontraron.

AIP: Las encontramos.

En la conversación telefónica que mantuve con usted, se mostró reticente a revelar la ubicación exacta de la mina. Y me explicó por qué no sería buena idea. Me gustaría que lo deje referenciado también en esta entrevista.

AIP: Porque consideramos que es un laboratorio natural. Vamos a seguir haciendo estudios en ese ambiente, con lo que necesitamos que esté lo más intacto posible. Si damos indicaciones sobre dónde está, es posible que gente que viva por la zona se aproxime allí.

¿Por qué es un laboratorio natural?

AIP: La mina tiene pirita. El agua de lluvia va percolando por el techo y la acción de los microorganismos oxida la pirita. Al oxidarse la pirita se genera hierro, ácido sulfúrico y protones. El hierro da un color rojizo a ese agua, que se va acumulando en el fondo de la mina; el ácido sulfúrico y los protones son responsables de la acidez. Este riachuelo que se va acumulando está en permanente oscuridad y apenas tiene flujo hacia afuera. Es un ambiente estanco en el que las condiciones se mantienen prácticamente estables. No necesitamos crear ningún tipo de condición artificial en el laboratorio porque la tenemos ahí. Por eso consideramos que es un laboratorio natural.

En el resúmen que se facilitó a la prensa sobre el hallazgo, hablan ustedes de algunos microorganismos “potencialmente nuevos”. Lo que suena emocionante para un científico y un poco inquietante para un lector de ciencia-ficción.

AIP: (Se ríe). En el interior de la mina hay unas biopelículas, que son como unas masas globosas que tienen muchos microorganismos dentro. Estos microorganismos segregan una sustancia mucosa. Al haber tantos microorganismos y al segregar tanta sustancia de este tipo, forman estas masas grandes. Al ser un ambiente extremo, nosotros lo que hacemos es aislar el ADN y las proteínas de los microorganismos que están ahí – y determinar su abundancia, que es la novedad del trabajo. Hemos podido identificar microorganismos comparando la información que nosotros obtenemos de los mismos con otros, que ya están descritos previamente de otros ecosistemas semejantes, y que están recogidos en una base de datos. Pero parte de esa información no nos da homología con nada de lo que hay recogido en las bases de datos, lo que nos indica que no estaba descrito previamente y que son microorganismos potencialmente nuevos.

También hablan ustedes de que algunos de estos microorganismos están “en el límite posible de la vida”. ¿A qué se refieren?

AIP: Esto se refiere a que algunos de los microorganismos que hay en esta mina tienen un tamaño celular muy pequeñito, de menos de 200 nanómetros. Este tipo de microorganismos se descubrió por primera vez en una mina, también con un ambiente ácido como este, que está situada en California, en el año 2006. Los autores describen que este tamaño tan pequeñito es el mínimo que se considera que debe de tener una célula para que pueda llevar a cabo todas sus funciones vitales.

Jesús Sánchez Martín: Para que quepa todo lo que necesitan tener dentro para poder vivir.

AIP: Por debajo de eso, se supone que es imposible.

¿Estamos hablando de algo tan pequeño como un virus?

JSM: Puede haber virus más pequeños. Pero es que los virus no son células vivientes, aunque poseen el material genético necesario para replicarse. Son parásitos obligados de células y no pueden vivir ellos solos fuera de las mismas. Mientras que en este caso sí son células vivas tal como las conocemos. Y claro, al ser tan pequeñas, uno se pregunta cómo viven. Quizás sean también parásitas de otras.

AIP: Es lo que se postula en la bibliografía. Que estos organismos, al tener un tamaño tan pequeñito, posiblemente no sean capaces ni siquiera de vivir de forma independiente y se considera que puedan ser parásitos de otro tipo de bacterias.

¿Tienen algo que ver con los ‘extremófilos’?

AIP: Sí. Se considera extremófilo todo aquello que se sale de la normalidad. En este caso, estos son extremófilos que, al vivir en un sitio con mucha acidez, son acidófilos.

Dicen ustedes que algunas bacterias halladas en la mina producen un polisacárido que les permite vivir en condiciones extremas. ¿Nos referimos a una especie de barrera o protección?

AIP: Sí. En realidad, a los microorganismos no les ‘gusta’ vivir en esas condiciones. Lo que hacen es protegerse frente a ellas.

JSM: Los iniciales, sí.

AIP: Los iniciales son los que comen piedra. Comen mineral. Se llaman quimiolitotrofos, porque les gusta comer piedra.

¿A qué se refieren con “iniciales”?

AIP: Los que forman estas masas globosas. Los primeros que lo forman, son organismos que se comen directamente la pirita.

JSM: Y necesitan el pH ácido. Si no, no viven.

AIP: Si no, no funcionan. Estos microorganismos lo que hacen es segregar una serie de sustancias que excretan al exterior; son las que forman esta masa globosa donde se siguen incorporando más microorganismos. Así que lo que hacen es generar este polisacárido, por un lado, para tener acceso al mineral que les permita acceder a los laterales donde están las rocas; y por otro, lo que hacen es protegerse también de ciertas condiciones extremas que no les gustan. Así, las condiciones ya no son tan extremas y se crean microambientes.

Ana Isabel Peláez

Imagen de Pablo Gómez

A la hora de identificar los microorganismos, ustedes comentan que algunos no consiguieron una “clasificación taxonómica resolutiva”. ¿En qué consiste?

AIP: En aplicar una serie de metodologías punteras que nos da una información mucho más fiable de todo lo que puede haber ahí. Cuando nosotros enviamos esa información obtenida aplicando esas metodologías y las enviamos a las bases de datos, al no darnos homología, no podemos hacer una clasificación taxonómica.

JSM: No se puede llegar a nivel de género, especie y cepa. No podemos afinar tanto.

Entonces, se habla de un organismo desconocido, que no único. ¿O también es único?

AIP: Buf, eso ya es…

JSM: Una buena pregunta.

(Risas).

JSM: Es una pregunta interesante, y conecta con el origen de estos microorganismos. Podríamos decir que estos microorganismos han estado siempre, están siempre. Son ubicuos, están en todos los sitios. En microambientes; pero son muy pequeños. La diferencia es que cuando se genera esa cantidad de agua ácida y esas masas enormes empiezan a multiplicarse más.

Y al multiplicarse más, existen más variaciones.

AIP: Claro.

JSM: Pero el origen se puede decir que es todo el planeta. Eso explica que haya, a pesar de las diferencias, aspectos comunes taxonómicos con los de otros lugares ácidos.

AIP: Por ejemplo, nosotros ahora, la información que tenemos de esos microorganismos, estamos obligados a recogerla en la base de datos donde no habíamos encontrado homología. Si viene otra persona que está estudiando otro ambiente, determina qué microorganismos tiene ahí y la información que obtiene de su ambiente la envía a comparar con las bases de datos, ya no va a decir lo mismo que nosotros.

¿Les pueden poner nombre a estos microorganismos?

AIP:

¿Y cómo les han ‘bautizado’?

AIP: No les hemos puesto nombre porque para poder ponerle nombre tienes que, previamente, tenerlos cultivados en el laboratorio. Y de momento, como te digo, no se han encontrado todavía las condiciones óptimas para poder cultivar todos los microorganismos que existen en el planeta. Ese es un caballo de batalla todavía en la ciencia.

Dicen ustedes que la presencia de microorganismos capaces de sobrevivir en presencia de metales nocivos abre las posibilidades para estudiar mecanismos de defensa para aplicarlos en procesos de descontaminación biológica. ¿Cómo funcionaría?

AIP: Los microorganismos que están ahí tienen que vivir en presencia de metales. ¿Cómo lo hacen? Transformándolos en otras forma del metal que les sean menos perjudiciales. Si nosotros utilizamos estos microorganismos que sabemos que tienen estas capacidades, o bien su maquinaria interna, podemos descontaminar aguas que estén contaminadas con metales.

Transformar lo que es tóxico en algo inocuo…

AIP: En menos tóxico.

JSM: Eliminarlo, no se elimina.

AIP: Los metales no se pueden eliminar. Los puedes cambiar de una forma a otra.

JSM: A veces lo que hacen las bacterias no es transformarlos. Si no pueden, los acumulan y los dejan inmóviles. Por ejemplo, una de las posibilidades de la función de ese polímero extracelular sería mantenerlos inmóviles. Agrupados.

En la nota también hacen referencia al potencial en cuanto a nuevos conceptos de interés farmacéutico e industrial.

AIP: Hemos visto que parte de estos microorganismos producen algunas sustancias que tienen actividad antitumoral y antimicrobiana. Ahora bien, no sabemos que tipo de compuesto es y frente a qué puede ser o no efectivo.

JSM: Muchos microorganismos y muchos seres vivos en los cuales están interesadas las industrias farmacéuticas generan compuestos antimicrobianos y antitumorales. Lo que ocurre es que la mayor parte de ellos son muy tóxicos, no son suficientemente activos, o tienen alguna otra dificultad. Por eso, el ir a buscar estas sustancias a lugares en los cuales no se había buscado antes, es potencialmente interesante.

¿En qué fase se encuentran tras la publicación del artículo?¿Qué viene a continuación?

AIP: Los siguientes pasos son muy diversos (se ríe).

Un montón.

AIP: Un montón, sí. Por un lado, queremos seguir caracterizando otras zonas que hemos visto dentro de la mina, teniendo en cuenta que es un ambiente que apenas está explorado. Por otro lado, queremos seguir profundizando en cuanto a las posibles aplicaciones biotecnológicas, porque todos estos resultados son resultados preliminares. Queremos seguir probando esta matriz polisacarídica, determinando cuál es su composición, qué efecto tiene frente a otros metales, si también los captura. Y vamos a seguir profundizando en estos compuestos bioactivos, a ver qué microorganismos los producen y qué tipo de sustancia son.

Además de su equipo, ¿qué más organizaciones están colaborando en la investigación de Los Rueldos?

AIP: Fundamentalmente, el Instituto de Catálisis del CSIC – tenemos muy buena relación con el Doctor Manuel Ferrer y a través de el con otros laboratorios europeos. Trabajos como éste necesitan una colaboración interdisciplinar. Además, hay cosas que aquí no sabemos hacer, o no tenemos el dinero para poder hacerlas. Siempre hay que colaborar con otros grupos.

JSM: Incluso colaboramos con empresas, a nivel mundial. Como BGI, que es china y ha mostrado mucho interés en las investigaciones aún pendientes de publicar, referentes a las nanoarqueas mencionadas antes (pequeños microorganismos pertenecientes al dominio Archaea descubiertos en California en el 2006).

¿Cuántos proyectos se encuentran en desarrollo por parte de su grupo?

AIP: Muchos. A veces tienes que involucrarte en otro tipo de proyectos, otro tipo de líneas de investigación mas aplicadas

JSM: Dentro de la región asturiana, las empresas recurren a nosotros para problemas concretos.

AIP: Nosotros, ahora mismo, tenemos también un proyecto con Cogersa Y estamos trabajando en los lixiviados (líquidos que discurren a través de los residuos depositados y que rezuman desde o están contenido en ellos) para tratar de optimizar el funcionamiento de la planta. Esto lo estamos haciendo en colaboración con el grupo de Ingenieria Ambiental que está en el Campus de Viesques, en Gijón.

También estamos haciendo proyectos para empresas del sector de la recuperación de terrenos que estén contaminados, bien sea con hidrocarburos del Petróleo, o con metales. Siempre tratamos de dar respuesta a las empresas y, sobre todo,si son empresas de la región. Otra cosa que estamos haciendo ahora mismo es un proyecto internacional, del programa LIFE, que lo que pretende es crear un protocolo de actuación para recuperar terrenos contaminados con metales.

¿Qué valoración haría del apoyo que se brinda, ahora mismo, a la investigación en España?

AIP: (Se ríe) ¿Quieres que te diga la verdad?

Por supuesto.

AIP: No es el suficiente; por decirlo suavemente. Nosotros, por ejemplo, en el grupo, tenemos el inconveniente de que mi puesto en la Universidad aún no es estable; a pesar de que llevo aquí toda la vida, se puede decir.

¿Cuál es su figura laboral en este momento? ¿Profesora contratada?

AIP: Yo estoy acreditada para esa figura, pero no estoy contratada. No soy, digamos, plantilla de la Universidad. Tengo un contrato post-doctoral, pero está asociado a un proyecto. Se acaba el proyecto, se acaba mi contrato. En ese sentido sí me gustaría aprovechar esta oportunidad para hacer un llamamiento a las administraciones y a quien corresponda para que intenten hacer un esfuerzo y consigan la permanencia de la gente que, por ejemplo, está aquí en el Campus de Mieres, ya que se ve que estamos haciendo cosas punteras y que, en cierto modo, ayudamos a dinamizar a la región en el aspecto científico. En mi caso, es posible que si no obtenemos este tipo de ayuda, el grupo tenga que cerrar el laboratorio y se acabe la actividad investigadora en Mieres. Como digo, la mayor parte de los proyectos se relacionan científicamente con aspectos de interés para la región.

Con los recortes, ¿qué peligro supone quedarse atrás en la ciencia?

AIP: Supone mucho perjuicio para la sociedad, en conjunto. Un país va hacia adelante con ciencia y con educación. Si los recortes se aplican en esos dos aspectos, el país empieza a retroceder. De hecho, ha salido recientemente una noticia que dicen que estamos quedándonos ya 10 años por detrás. Eso en cuanto a investigación. En cuanto a empleo, si no se invierte en ciencia y no se invierte en personal… Habrá que cerrar los laboratorios.

¿Qué se debería mejorar?

AIP: Sobre todo, estabilizar personal. A veces, consigues proyectos y solamente te financian la investigación; pero no te dan dinero para personal. Creo que lo importante es gente que ya está formada, que ya está preparada, que está dirigiendo grupos de investigación, que tienen un respaldo en cuanto a publicaciones detrás, se la debería premiar de alguna manera. Se debería estabilizar a esta gente; porque de eso depende que, a pequeña escala, los grupos continúen y la ciencia avance.

En investigación científica, ¿se aprende más de los errores o de los aciertos?

AIP: Se aprende de todos. Lo que finalmente se publica, generalmente, son los datos positivos. Pero para llegar a un buen resultado has tenido muchos fracasos por el camino. Detrás de cuatro hojas que aparecen en una publicación hay mucho trabajo detrás. Muchas horas de trabajo, mucho esfuerzo personal, muchas frustraciones…

JSM: Y mucha colaboración, porque no olvidemos que el trabajo está hecho con más grupos.

Podemos: “Esta es la oportunidad de golpear con la mano que teníamos atada a la espalda”

Ni representantes ni cabezas visibles de Podemos Asturies. Estefanía Torres, politóloga y presidenta de la plataforma “Por la Democracia en Cuideiru”, y Emilio León, físico y activista social, rechazan estas etiquetas e insisten en que sólo son dos personas más dentro de este código abierto de participación que se organiza en Círculos. Nueve se han puesto en marcha en Asturias desde que Pablo Iglesias presentara Podemos y pronto habrá más. En ellos ya participan personas desde los 19 a los 80 años.

Estefanía Torres y Emilio León

Estefanía Torres y Emilio León, integrantes de Podemos Asturies. Fotografía de Azahara Sastre.

¿Cómo conocisteis Podemos?

Estefanía Torres: A través de compañeros y de las redes sociales, aunque hace ya tiempo que dentro de los movimientos sociales se viene debatiendo la posibilidad de hacer en Asturias una Syriza (el partido de las izquierdas griegas que encabeza la oposición). La gente estaba esperando que alguien diera ese paso más formal y lo dio Podemos.

Emilio León: Es curioso, mi madre se enteró al mismo tiempo que yo, que supuestamente estoy al tanto de todo lo que pasa. Algo que hace interesante esta historia es que se llega a un público distinto, no solo a militantes sino a mucha gente que entra a dialogar porque escucha a Pablo Iglesias en programas como ‘La Tuerka’.

¿Qué es Podemos? ¿En qué se distingue del resto de partidos o formaciones clásicas?

E.T.: Podemos no es un partido político, no tiene esa disciplina de partitocracia del resto de las formaciones que existen hoy en día. Se distingue en que no cierra la puerta a nadie, es un código abierto de participación a toda la ciudadanía, independientemente de su ideología. La única condición es ser demócrata, respetar las decisiones de la mayoría y someter a debate tus ideas. Otra diferencia muy importante es el discurso, que es completamente diferente. Hay mucha gente que no está familiarizada con los movimientos sociales o con la participación política y sí siente suyo este discurso porque les habla más directamente, habla de democracia, de gente decente, de que todos juntos tenemos un papel que jugar en la política si queremos salir de esto.

E.L.: No había necesidad de más partidos, desde la aparición del 15-M se habrán creado unos 400. Podemos no es un partido como la PAH no es una ONG. La PAH para desahucios sin ser una ONG y Podemos puede ser una herramienta para dar la batalla en el campo institucional sin adoptar la fórmula de la política tradicional.

¿Cómo se materializa esto entonces? ¿En un programa electoral para las europeas?

E.T.: Los impulsores están trabajando en un programa electoral con sesenta puntos. Es un programa abierto, ya que cada círculo presentará después las enmiendas que considere adecuadas.

E.L.: La mayor parte no considera prioritario el tema ni electoral ni mucho menos las europeas. La propuesta de Podemos es una piedra lanzada a un estanque de agua que no sólo estaba parada sino que estaba pudriéndose. Ver la reacción de la gente anima a seguir alimentando ese debate sobre la posibilidad de que haya una suerte de Syriza en Asturias; pero sin perder la cabeza porque lo que nos interesa es que el proceso esté apegado a las necesidades de cada localidad, y si no es Podemos, será otra cosa. El tiempo dirá si llegamos o no y si nos presentamos a las europeas.

¿Y una candidatura autonómica?

E.T.: Si hay ganas y la gente se implica y decide que quiere un cambio, claro que sí.

E.L.: La batalla en el campo institucional no se puede reducir a lo electoral, tenemos que ampliar el repertorio de herramientas, desde impulsar mecanismos que ya existen, como los conceyos abiertos -a los que no les damos todo el potencial que deberían de tener-, las iniciativas legislativas o los referéndums revocatorios. El arsenal para protegerse de los que están en los puestos de mando tiene que ampliarse. Unas elecciones forman parte pero dentro de un todo mucho más amplio.

¿Cómo se elegirían los representantes?

E.L.: Hay una propuesta de realizar unas elecciones primarias a las que cualquiera se podría presentar, es una metodología abierta, lo único que tienes que hacer es responder al programa que la gente elabore y contar con su apoyo. Tiene que haber un criterio de localidad porque no todo el mundo es Pablo Iglesias.

E.T.: Eso tiene que ser asambleario. Si queremos que la política cambie, el proyecto tiene que ser diferente de base: portavocías rotatorias y que las candidaturas municipales se elijan en asamblea. Que la gente participe y decida qué persona les parece más adecuada para llevar adelante ese proyecto. Después, esa persona tiene que estar controlada continuamente por el grupo, no puede ser que votes a alguien y que tenga poder absoluto. Eso es lo que tiene que cambiar: el control de la ciudadanía con respecto a los representantes que se vayan eligiendo. Somos comunidad y hay que trabajar como comunidad.

Estefanía Torres

Estefanía Torres, durante la entrevista. Fotografía de Azahara Sastre.

Pablo Iglesias dijo en una ocasión que no se trata de derechas ni de izquierdas sino de sentido común. Pero la ciudadanía os percibe como un movimiento de izquierdas.

E.T.: La cuestión no es izquierda o derecha. Si la gente nos concibe de izquierdas deberíamos seguir trabajando. Es algo que va más allá, se trata de llamar a una mayoría social de gente que está harta. Tenemos más cosas en común como ciudadanos que la categorización de izquierda o derecha. Yo, personalmente, me siento más cercana a un vecino que vote al PP que a un alto dirigente del PSOE.

También hay quien piensa que esto puede fragmentar más la izquierda.

E.L.: Las divisiones no nacen con Podemos. La historia de la izquierda está trufada de divisiones. El problema no es la unidad de la izquierda sino la unidad popular. No queremos recortar votos a nadie, queremos dirigirnos a gente que hasta ahora no se ilusionaba. Y si hay que hablar de unidad, yo quiero hablar de la unidad de los ladrones en Villabona. Esa es la unidad por la que yo peleo, la otra me da igual porque la unidad de la izquierda se convirtió en una excusa para que no haya unidad de absolutamente nadie. Yo participo como un ciudadano más pero no soy comercial de ninguna marca ni me interesa ser candidato.

Pablo Iglesias dijo algo así como que la transición y la Constitución del 78 fueron una farsa, y por lo tanto, también la democracia en la que vivimos. Entonces, si participáis del sistema vigente, ¿no estaríais siguiendo el mismo juego que criticáis?

E.L.: Es como si alguien dijese que hay una ley de la gravedad y como existe, construimos aviones para volar y violar esa ley de la gravedad. El interés que tiene Podemos es que sea una herramienta para despegar y romper con la ley de gravedad democrática que nos lleva a seguir pagando una deuda y un rescate que ni hemos disfrutado ni pedido ni votado.

¿Se trata de cambiar el sistema desde dentro?

E.L.: Somos gente acostumbrada a dar batalla y a poner el cuerpo para parar un desahucio o un despido y que ahora vemos la oportunidad de golpear con una herramienta que hasta ahora no habíamos encontrado. Esta es la oportunidad de golpear con la mano que normalmente teníamos atada a la espalda. No es ni desde dentro ni desde fuera, no existe afuera, somos gente que estamos en la calle y que hacemos lo que buenamente podemos para desbloquear la situación y darle la vuelta.

¿Cómo se organizan los círculos en Asturias?

E.T.: Hay nueve círculos funcionando pero se están organizando más. En el de Cudillero hay varias ideas de organización interna, para que cada persona se comprometa hasta el punto que pueda. Tenemos la idea de hacer varios grupos: comunicación para hablar con los medios y manejar las redes sociales, coordinación para hablar con el resto de círculos, financiación para buscar fórmulas de financiarnos, buscando siempre la autogestión para no depender de nadie.

E.L.: La gente se va apropiando de la iniciativa en su terreno. Nosotros planteamos lo siguiente: cuando se vino abajo el ‘World Trade Center’, la gente que estaba trabajando no llamaba para seguir vendiendo acciones, llamaba a sus familiares para despedirse. Así lo planteamos nosotros: ¿tú con quién te juntarías si esto se viene abajo y tratas de evitar que se te caiga encima? Con la gente que tenemos cerca, pero abriendo la posibilidad a que otra muchísima gente se sume.

El criterio es respetar una metodología participativa, unos contenidos que sean ruptura pero también mantener una emotividad que genere ilusión. Nuestro discurso no puede ser muerte y destrucción. Tenemos que conseguir que no solo el miedo cambie de bando, queremos que la alegría también cambie de bando, que no sonrían solamente aquellos que están cobrando siete mil euros al mes. Quiero que sea la gente de mi barrio la que sonría.

¿Qué tenéis que ver con el 15-M, la PAH o las mareas ciudadanas?

E.T.: Yo comparto la idea de un compañero que considera que en los últimos años hubo tres olas. La primera fue el 15-M, que supuso la demostración de la indignación y la vuelta a la colaboración colectiva. La segunda ola vino con las mareas, ya no eran los trabajadores que estaban sindicados, sino un código más abierto y con participación asamblearia.

Podemos es la tercera ola. Es el hartazgo de la gente, intentar que esas pretensiones que tiene la ciudadanía se transformen en algo concreto dentro de una política real. Yo tengo ganas de que haya gente en el Ministerio de Vivienda que defienda a la gente y no a los bancos. En Cudillero, por ejemplo, pretendemos que las casas que están cayendo y suponen un peligro público se expropien a los propietarios que las tienen en ruinas y que se puedan hacer alquileres sociales. Es la política para la gente, por eso Podemos se parece mucho más a los movimientos sociales que a los partidos.

Fotografía de Azahara Sastre

Fotografía de Azahara Sastre.

Hay quien piensa que sois una formación demasiado personalista.

E.T.: Los medios de comunicación y, sobre todo la televisión, tienen un poder brutal para generar opinión pública. Es una ventaja para debatir en la que antes no tenían cabida discursos como el de Pablo Iglesias. Pablo está ahí de un tiempo a esta parte, es conocido, y eso hay que aprovecharlo. Lo considero un instrumento mediático del proyecto de Podemos. Puede surgir otra persona si hay primarias abiertas, yo soy partidaria de que siga haciéndolo él o cualquiera con el mismo discurso. Lo que pase después tiene que decidirlo la gente.

E.L.: La dinámica de los círculos está, precisamente, para superar ese arranque personalista. Se trata de construir debate, participación, implicación. Para abandonar el personalismo hay que asumir responsabilidades personales. Me parece una crítica legítima cuando viene de los movimientos sociales, de los ‘nadie’ que llevan tanto tiempo luchando, pero con frecuencia quienes critican eso llevan treinta años en política. Yo comparto que los proyectos no pueden ser personales y si dentro de un tiempo la dependencia de esa figura mediática fuera la misma sería que no se están haciendo bien las cosas.

O sea, que es posible un Podemos sin Pablo Iglesias.

E.T.: Tiene que serlo, sino deja de tener sentido. El proyecto es empoderamiento ciudadano colectivo, se trata de volver a pensar colectivamente, de abandonar muchísimas formas de pensar que tenemos asumidas porque nos las enseñó este sistema desde pequeños.

¿Como cuáles?

E.T.: Como el hecho de pensar que tu trabajo individual está por encima de contribuir con la comunidad de la que formas parte. Dejar de pensar que adquirir tal o cual marca para vestir te va a hacer distinto o mejor que el otro. Mis vecinos son más parecidos a mí que las personas que tienen cargos políticos de alta responsabilidad y que ganan un pastizal al mes y que tienen un poder político mucho más grande. Tenemos que dejar de pensar que el enemigo es el de enfrente porque vota a un partido político diferente cuando el enemigo es el que tiene el poder de decidir sobre nuestro futuro sin contar con nosotros. Ese individualismo tiene que dejar de existir.

E.L.: Yo creo que la política no puede ser competencia de roles tan masculinos y que hay que feminizar la política. Es necesario que haya más mujeres que den el salto. Esto me preocupa más que el tema personalista, yo quiero que se vean más mujeres en este proyecto.

E.T.: Esa es una de las críticas que yo también hago. En esto el proyecto todavía cojea un poco, por lo menos a nivel nacional. Donde hay un hombre que está oprimido, la mujer lo está el doble, y esa necesidad de hacer visible a la mujer tiene que estar presente en todo momento en el proyecto de Podemos.

Supongo que conocéis la ‘doctrina del Shock’, ¿creéis que es posible luchar contra algo así?

E.L.: ¿Para acabar con la dictadura del euro hay que ganar unas elecciones en Bruselas? No, porque hay mecanismos a nivel local como las monedas complementarias que nos dan autonomía, o alternativas sin moneda como los intercambios o los bancos de tiempo. Cuando hablamos de la deuda, no es para impugnar la del rescate bancario sino las deudas que hay a nivel municipal. Si lo podemos plantear en Bruselas, lo plantearemos pero, sino, tenemos que ir a denunciar al consejo de administración de Cajastur y tratar de llevarles a Villabona. Hacer esto en todos los escenarios en los que sea posible.

Si en algún sitio se puede hablar de lo que supuso la Unión Europea, la ‘unión de los mercaderes’, ese sitio es Asturias, donde se pagaba para que se dejase de producir, donde perdimos soberanía alimentaria, donde se hacen redadas contra la población inmigrante. Esa es la Europa que hay que combatir y no hace falta estar en Bruselas. Se trata de que cuando veas que están deteniendo a un inmigrante, decirle al policía que es una redada racista y que no se puede hacer. La desobediencia es una herramienta y se puede desobedecer en muchos ámbitos.

E.T.: No se puede tener miedo. Cuando defiendes algo que tú crees que es legítimo y justo, tienes que defenderlo con todas las armas de que dispongas y no tienes que tener miedo. Es una cuestión de pedagogía. Para llegar a más gente hay que hablarle de una forma muy sencilla: decirle que no solamente en el campo institucional hay que dar la batalla sino que la batalla también está en la calle y que muchas veces hay que plantarse ante situaciones que te parecen injustas.

E.L.: Los círculos tienen que servir para extirpar la culpa, esa idea de que todos éramos culpables de la crisis. Y, en el lugar que deje la culpa, poner la responsabilidad política. El miedo hay que reconfigurarlo, porque no se elimina, lo que hay que conseguir es que la gente tenga más miedo a no tener una pensión en el futuro que a salir a manifestarse hoy. Creo que la gente no tiene suficiente miedo.

¿Qué límites le veis a Podemos?

E.L.: Los que estamos en esto teníamos otros ritmos, no pensábamos en unas elecciones europeas. Yo jamás participé en un proyecto electoral porque no me convencía hasta que, a partir del 15-M, vi que el debate había madurado, pero nuestro ritmo era el de las locales o las autonómicas.

¿En qué no queréis que se convierta Podemos?

E.T.: No quiero que se convierta en un partido político tradicional, ni que surja una nueva casta política como la que conocemos, con la que la gente no se siente identificada, una casta que no responde a las demandas de la ciudadanía ni tiene la suficiente dignidad para rectificar o dimitir.

Aníbal Vázquez: “En nuestra situación, trabajar duro para seguir pagando todo es un éxito”

Aníbal Vázquez

Aníbal Vázquez, en su despacho del Ayuntamiento. Imagen de Pablo Gómez

Aníbal Vázquez, alcalde de Mieres por Izquierda Unida, no se anda con paños calientes a la hora de describir la difícil situación por la que atraviesa el municipio. Convencido de que la información al ciudadano y la transparencia se ven, al final, recompensadas, el regidor no lamenta el día en el que accedió a dirigir el consistorio. “Tu no eliges los momentos, los momentos te eligen a tí”, señala.

A pesar de que las obligaciones con los mierenses y la lenta recuperación del accidente de quad que sufrió en septiembre le han robado algo de sueño, Vázquez parece más que dispuesto a que se le recuerde como el alcalde que hizo lo que tenía que hacer, “aunque pinten bastos”.

Ha pasado algún tiempo desde que retomara la actividad, tras el accidente que sufrió. ¿Cómo se encuentra?

Me falta tiempo. Estoy en rehabilitación, voy todos los días. Va mejorando. Me dicen que tengo que tener paciencia, que la cosa es lenta porque, a parte de romper el brazo, lo que hice fue paralizar el nervio radial. Uno querría que la recuperación fuese rápida. Desde que soy alcalde solía estar en el ayuntamiento desde las 8:10 o por ahí; ahora llego a las 10:30.

A sí que no lleva muy bien esa ‘movilidad reducida’.

No. Es algo que me fastidia, pero bueno. Tiene que ser así. Para este tipo de cosas no hay atajos.

¿Cómo valora la gestión que realizó el vicealcalde (Manuel Ángel Álvarez) mientras usted se recuperaba?

Manuel es un chaval joven que tiene las ideas claras. Conoce el ayuntamiento mejor que yo, y es un gestor muy bueno. Por eso digo muchas veces que es importante que la juventud esté y se incorpore a la vida política del país. En nuestra lista, de los 10 concejales que tenemos, cuatro o cinco bajan de los 35 años. Gente preparada, activa y que trabaja duro. Manu es un fenómeno; lo comento siempre que tengo ocasión. Le echa muchas horas.

Queda año y medio para las próximas Elecciones. ¿Cuál cree que es el mayor logro de esta administración municipal?

Me parece que tenemos una gestión impecable. Lo que ocurre es que, por la situación económica, tampoco se pueden desarrollar políticas sociales ni nada por el estilo. Si no tienes dinero, no tienes dinero. Pero por lo menos, hasta la fecha, estamos consiguiendo que no salga nadie ‘de la casa’ (por el personal municipal) y seguir manteniendo los servicios que damos a los ciudadanos. Tenemos que trabajar duro para pagar la deuda que tenemos, para pagar a proveedores, para pagar a la plantilla. En nuestra situación, trabajar duro para seguir pagando todo me parece que es un éxito en la gestión.

Su respuesta tiene un tono agridulce.

Sí, porque uno tiene que ser inconformista. Cuando uno llega a ser alcalde de su municipio, quiere hacer todo lo mejor; que los vecinos estén lo más contentos posible. Pero la situación económica no te da para ello. No te da.

¿Cuál ha sido su mayor decepción?

Tener que cerrar algún servicio de los que había, aunque no fueran propiamente de los que tiene el ayuntamiento. Por ejemplo, el Telecentro. Estaba abierto con una subvención del Principado, 90.000 euros; nosotros poníamos el local. Cuando se retiró el Gobierno del Principado y dejó de poner los 90.000 euros, así y todo estuvimos aguantando año y medio. Buscamos una fórmula, una tasa para el usuario que pagase 5 euros, a ver si había forma de que diese para pagar el salario de los tres trabajadores que hay ahí, que son estupendos y unos profesionales como la copa de un pino. Ese tipo de cosas te quitan un poco el sueño. Pero bueno; el objetivo es mantener la plantilla propia del Ayuntamiento y dar los servicios. Y pagar.

En el caso del Telecentro o la piscina de Vega de Arriba, los cierres y municipalizaciones conllevaron que varias personas quedaran sin trabajo. ¿Planificaron alguna recolocación, bolsa de empleo o solución para ellas?

No estaba previsto, por una razón: Al estar sometido a un plan de ajuste, el Ayuntamiento no puede sacar ninguna plaza a concurso. En cuanto a la piscina, su gestión la llevaba una empresa que nos daba un servicio. En junio o julio la sacamos a concurso; no entró ninguna empresa y decidimos municipalizar. Se contratará a otra empresa para que nos sirva el personal que no tenemos en el Ayuntamiento: monitores, etc.

También hubo cierta polémica con la recogida de basuras y los contenedores, que según parece van teniendo algo más de aceptación.

Sí. En primer lugar, no estamos inventando nada. Si vas al 90% de las ciudades de este país, verás que tienen contenedores. No me atrevo a decir el 100%, porque seguramente habrá alguna ciudad pequeña que igual tiene cubos. Pero claro, tiene cubos pagándolos los vecinos. A Cogersa estábamos pagándole el contrato de los cubos, el transporte, la recogida de la basura… Una cantidad de dinero importante. Lo que hicimos fue decir: “tenemos que volver a recoger nosotros” e ir al sistema de contenedor; un sistema que hay también en Gijón, Valladolid, Alicante… donde quiera que vayas. Por ejemplo, esto que se estuvo viendo estos días en Burgos… Contenedores, no había ningún cubo. Además tenemos, seguramente, uno de los mejores contenedores del mercado.

¿Qué mejoras podría traer 2014?

Puf. En este 2014 date cuenta que tenemos un problema añadido: es el año donde más vamos a pagar de la deuda, de capital mas intereses. Pero encima es el año donde ya hay una sentencia firme sobre Goncesco. Dos millones y pico de euros; con lo cual, ya me dirás. Tenemos que abrir sitio para esos dos millones de euros.

¿No podrían ayudar lo que les debe el Principado en el asunto del Pozo San José?

Yo varias veces le dije al Principado que nosotros no íbamos a renunciar a que esos dos millones que se nos debe por la actuación en Turón centro y Pozo San José. Tendremos que negociar, pero no vamos a renunciar a que un dinero que pusieron los ciudadanos de Mieres. Eso está más claro que el agua.

¿Se plantea una negociación larga?

El principado tiene también sus problemas. Pero bueno, vuelvo a repetir, no vamos a renunciar en absoluto a que se devuelva ese dinero que adelantó el Ayuntamiento de Mieres.

Con tanto ajuste, ¿Queda sitio para política de izquierdas?

Lo que haces es un ajuste desde la izquierda. Pudimos hacerlo de otra manera. En León, 207 trabajadores se fueron a la calle. Y León también municipalizó la recogida de basura, que le costaba 32 millones y ahora, haciéndolo con personal propio, les cuesta 14. Pero 207 trabajadores se fueron a la calle.

Y ustedes se centraron en evitar el despido de personal del Ayuntamiento.

Eso es. Estamos en esa onda. De momento estamos consiguiéndolo. ¿Que acabe la legislatura de esta manera? Pues vamos a seguir trabajando para que esto ocurra.

¿Diría que la imagen del Gobierno Municipal se está resintiendo por los recortes?

Yo creo que no, por un motivo… (guarda silencio un instante).

Se lo pregunto porque puede pasar que, tras efectuar los ajustes, pierdan ustedes las Elecciones y sean otros quienes recojan los frutos.

Pero eso… Vamos a ver; igual que los ciudadanos nos hicieron ganar las elecciones y a mí me eligieron alcalde, mañana pueden pensar lo contrario; es tan legítima una cosa como la otra. Yo no estoy trabajando para ganar elecciones, tengo un compromiso de cuatro años con los vecinos y vecinas de Mieres para tratar de hacer lo mejor que pueda la gestión de este Ayuntamiento. Y, desde luego, en ese empeño no voy a cejar. Si entras en política en la época en la que estamos y estás pensando más en el resultado que en hacer lo que de verdad tienes que hacer… Entonces, mal negocio.

Es lo que está pasando en muchos ayuntamientos: valía absolutamente todo; pero claro, ahora tenemos la resaca. En cuanto a los vecinos de Mieres… Trato de que se sepa todo lo que hacemos. En primer lugar, que haya transparencia. Cuando entramos, realizamos una auditoría y cuando marchemos, también la vamos a hacer; aunque tenga peores números. Soy un alcalde que lleva cuatro reuniones con todo el movimiento asociativo en la Casa de la Cultura. En un municipio grande como éste, mira a ver cuántos ejemplos hay en el país.

No habrá muchos.

Y no hay problema. Te metes en la Casa de la Cultura con doscientas y pico personas que están en los movimientos vecinales, culturales, etc. Respondes a las preguntas que te hagan. Creo en la participación ciudadana y de mala manera pueden participar los ciudadanos en la vida política si no tienen los datos, si no se les cuenta la verdad de lo que hay. A las asociaciones de vecinos les digo: “tenéis que tener paciencia, porque no tenemos medios para solucionar antes las cosas”. La gente lo entiende cuando saben de verdad la situación que tiene el municipio.

Aníbal Vázquez

Imagen de Pablo Gómez.

Cuando accedieron ustedes a la Alcaldía, ¿hasta qué punto se llevaron sorpresas con la deuda?

Hombre, vamos a ver. Mi partido estuvo aquí desde la democracia. Qué pasa, que de no gobernar a gobernar, es diferente.

Por eso pregunto.

La deuda sabíamos que era una deuda importante. Además, en la prensa se recoge también que el anterior alcalde fue diciendo, a última hora, que la situación económica no era buena.

Entonces no se encontraron demasiadas sorpresas en el cajón…

No, no. Hay gente que me ha preguntado, a veces, que por qué no contraté una auditoría privada. Hombre, mal empiezo si no me fío del Interventor y del Tesorero que hay aquí, que son habilitados nacionales y que no tienen color. Una auditoría privada nos habría costado 30.000 euros o más.

En el caso de Emutsa, ¿Con quién habían contratado la auditoría?

Con una empresa… no me acuerdo cómo se llamaba. Ese fue otro problema, el que tuvimos con Emutsa.

Hábleme de ello.

Es una empresa que venía con dificultades, y no se tomaron medidas en su momento. Cuando entramos en el primer Plan de Proveedores, el punto número 8 decía que todas aquellas empresas municipales que tengan más del 50% de déficit habían de ser disueltas. Y claro, yo eso no me lo planteaba. Se redujo el salario a los trabajadores, se deshicieron varias cosas, pero todavía resultaba insuficiente todavía para que la empresa siguiera funcionando.

Llegó un momento en el que, para que la empresa fuera a por un préstamo, tenía que tener un estudio de viabilidad. Contratamos una empresa que hizo un estudio completo de quién viajaba y quién no, a qué horas se viajaba y a cuáles no. Mi temor era que la empresa nos dijera que quitásemos líneas; y claro, ahí ya estás dejando sin transporte público a ciudadanos. Pero no; lo que nos dijeron era que había que quitar frecuencias. Eso a mí ya me contentó, dentro de la dificultad y del cuadro que tiene Emutsa. Lo que no va a tener ya, es un autobús para cuando usted quiera.

Hubo muchas quejas; por ejemplo, los horarios en las líneas que van a Turón.

Sí, pero están los datos ahí. Hay que darse cuenta de que nosotros pasamos, de un año a otro, de tener un millón de usuarios a ochocientos mil. Se debe a la crisis, a que la gente que no tiene trabajo ya no tiene que coger el autobús todos los días… Además, tenemos mucho vicio de coche en este municipio; es así. Estamos trabajando duro para que Emutsa siga, para que la gente siga teniendo transporte público. ¿Si lo vamos a conseguir o no? Pues depende de más de una variable.

¿Por qué era necesario recurrir a una empresa externa para realizar la auditoría de Emutsa? ¿No podían recurrir a personal del Ayuntamiento?

No, para eso no. Tienes que coger una empresa profesional y que lo vea desde fuera. Aquí no teníamos personal para hacer un estudio de ese tipo. Colocaron cámaras, de forma que sabías a qué horas bajaba el autobús de cualquier línea con tres personas, con cinco… Eso durante un mes.

Cambiamos hasta el objeto de la empresa; antes Emutsa era una empresa municipal de transportes y punto. Ahora, lo hemos dejado abierto para cualquier tipo de servicio, porque lo que Emutsa necesita es que le entre dinero. Encima, este año, nos bajaron un 20% la aportación del Estado para la Empresa Municipal de Transportes. Hace dos o tres años destinaban más de cien mil euros; ahora destinan 70.000.

¿Forma parte del recorte en el dinero procedente de los Presupuestos Generales del Estado?

No, esto fue aparte. Además de la situación que tenemos, complicada y con menos habitantes, tanto el Gobierno regional como el Gobierno central están reduciendo subvenciones.

¿Se esperaban la sentencia sobre Goncesco o fue un trago amargo de última hora?

Esperar se esperaba, porque se sabía que había un Contencioso por ahí.

Me refiero al resultado.

Más o menos, sí. Pero pasa una cosa: tanto en 2012 como en 2013 estábamos gastando por debajo de los ingresos. Y eso nos iba encauzando; vas pagando. Pagas a la plantilla, pagas las deudas…

Conseguían cierta estabilidad.

Pero claro, el problema es cuando te viene una historia de éstas. Y cuidado, que en el 2012 ya pagamos cerca de 800.000 euros también en sentencias. Además viene, precisamente, en un año donde vamos a pagar más capital y más intereses.

¿Cómo va la elaboración de los presupuestos?

Puf. Hombre, podemos hacerlo. Entre comillas. No es fácil, pero lo intentamos. En primer lugar, necesitamos conocer los ingresos que vamos a tener. Tenemos que tenerlo claro a más del 90%. Además, claro está, tienes que hacer un presupuesto para cumplirlo. Aquí ya no vale, como antes, presupuestar 36 millones y gastar 40.

¿Todavía van a tener que apretarse más el cinturón?

Estamos trabajando en ello y… Bueno… La casa está ‘estrujá’ de narices.

Por eso preguntaba.

No tenemos mucho margen… Pero bueno, a ver cómo lo hacemos. Hombre, si mañana se hace efectiva la sentencia (referido a Goncesco) y tienes que poner no sé cuánta pasta, bueno… Tendremos problemas. Pero bueno, nosotros queremos pagar. A ver si podemos tener un calendario.

¿Pueden negociar el pago de alguna manera?

No sé. Va a ser difícil, por no decir imposible. ¿Por qué alguien va a negociar cuando tiene ya una sentencia?. A ver cómo atacamos el problema; seguramente seremos capaces de resolver. Pero vuelvo a repetir: es una época difícil. Las políticas que haces no son las políticas de tu ideario. Estás gestionando, más que haciendo política. Tienes que buscar soluciones desde una política de izquierdas. Para mí, personalmente, fue durísimo rebajar el salario a los trabajadores. Sobre todo cuando años ha hiciste lo contrario.

Una de las cosas que remarcaban ustedes antes de llegar al Gobierno era potenciar el empleo en el Municipio y fomentar el alquiler. ¿Cómo se ha avanzado en esos dos puntos?

Lo de fomentar el empleo… Vamos a ver; desde el Ayuntamiento no tienes armas para la creación de empleo. Por que si dijéramos: tengo un montón de inversiones y puedo coger parte de ello para hacer un Plan de Empleo. Nosotros no podemos hacer nada de eso. Por lo tanto, hay que reclamar al Gobierno central y al Gobierno Autonómico la iniciativa, que creen las condiciones para que vengan aquí las empresas.

Por esa razón, pueblos mineros como el nuestro están en contra de que se hallan cargado los Fondos Mineros. Con algunas lagunas pero bastantes aciertos, sirvieron para hacer muchas cosas. Pero desde el ayuntamiento, con la capacidad que tenemos… No podemos hacer ni un Plan de Empleo, hablando en plata. Además hay otras necesidades que tienen los vecinos en los pueblos y tampoco puedes llegar a ellas; vas haciendo cosas con cuentagotas. Ahora, hemos terminado una carretera aquí, en las cuestas de Baiña, que llevaban pidiendo los vecinos desde hacía 10 años. Es importante, porque solucionas un problema a algunos vecinos, pero querrías llegar mucho más allá.

Habrán necesitado mucha ‘ingeniería económica’.

Ése es el problema; que cualquier cosa, en lo económico, que muevas, no es fácil. Careces de los medios. Pero tampoco soy de las personas -y de esto se ríen mucho mis amigos cuando se lo digo- que llegan y tienen la aspiración de, cuando se vayan, dejar una fuente hecha; para que mi nieta diga: “esto fízolo mi güelo cuando era Alcalde”. Yo solamente quiero que se recuerde que fui honesto e hice lo que pude. Tampoco aspiro a más. Porque, además, yo soy de Mieres y voy a seguir viviendo en Mieres.

Cerca del Paseo de El Vasco hay una explanada que, actualmente, no tiene ningún uso. Primero se plantaron algunos árboles y ahora se está removiendo la tierra. ¿Podría decirme qué planes tienen para la misma?

Es terreno que tienes ahí parado, al que puedes dar utilidad hasta que se construya o se haga lo que se tenga que hacer. Actualmente, es una iniciativa de nuestra concejala: hacer huertos ecológicos para los críos de los colegios.

Algo educativo.

Efectivamente. Con monitores de agricultura ecológica que les enseñen, para que se familiaricen con estas tareas.

¿Qué hay de los llamados ‘huertos comunitarios’?

También eso cuesta dinero; no es nada más que tengas la tierra. Hay que tener unas casetas, comprar aperos… Estamos hablando de algo bien hecho, en condiciones. Como se hace en Gijón y en otras partes, que lo sortean entre ciudadanos para que dediquen su tiempo a ese tipo de cosas. En absoluto pensamos abandonar la idea; lo que pasa es que hay un montón de iniciativas y de cuestiones políticas que están ahí. Algunas, incluso planteadas por grupos de la oposición, están aprobadas; pero es un problema económico y de medios.

¿Se ha mostrado comprensivo el PSOE -que gobernaba el municipio- respecto a esas políticas de ajuste?

No. Lo que pasa es que aquí la oposición tiene que jugar el partido que juega, el de control al Gobierno. Es normal, la oposición está para algo, no para que tú hagas lo que te dé la gana. Ahora bien; en algún tema fundamental para Mieres, me parece que no ayudaron nada.

Aníbal Vázquez

Imagen de Pablo Gómez.

¿Hay esperanza de que Europa dé su brazo a torcer respecto al carbón?

En primer lugar, hay un horizonte en el 2018. Faltan 4 años, y habrá Elecciones Europeas. En España tenemos un problema: nos tomamos las Elecciones Europeas como algo a título de inventario. Después, cuando nos viene alguna normativa Europea de obligado cumplimiento… No es lo mismo que tengas un Parlamento de una manera que de otra.

En general, el desencanto con las Europeas puede provenir del escaso peso del Parlamento en algunos ámbitos.

Es verdad que hay un déficit democrático en Europa, que tienen más peso la reunión de los ministros del ramo o la Comisión que el parlamento. Pero el Parlamento Europeo va teniendo cada vez más. Y, por otra parte, no es fácil tirar adelante cuando tienes al Parlamento en contra. En Europa quedan por decidir bastantes cosas todavía. Están trabajando sobre un Libro de la Energía en Europa. El carbón tendrá que jugar algún papel; por lo menos, de reserva estratégica.

¿Y cómo está la minería en este país?

La minería en este país, en este momento, es casi testimonial. Están produciéndose 6 o 7 millones de toneladas, que no tiene nada que ver con lo que se producía hace unos años. Y eso, dentro de la cuota que tiene este país para producir energía, es una parte muy pequeña. por encima están la energía hidráulica, el gas, el petróleo… Por lo tanto, el Gobierno Español puede asumir perfectamente las ayudas, lo que significaría mantener el nivel de minería que tenemos en este momento perfectamente. El año pasado, pagadas las ayudas del 2012, eran 200 millones de euros. Una broma, comparados con los 23.000 millones que le dieron a Bankia, o con lo que está subvencionado el gasoil de este país en el campo.

En tal caso, ¿por qué cree usted que se empeñan en recortar?

Lo que hay detrás es algo ideológico: nos cargamos el carbón porque queremos tener contentos a nuestros amigos de las eléctricas, para que lo traigan de fuera. El ministro dijo una vez que el carbón español era más caro y encima contaminaba. ¿Acaso el otro carbón no contamina? Todo es porque no se quiere apostar por el carbón.

Recientemente efectuaron, junto a otras comarcas, una declaración Institucional sobre la continuidad de Hunosa. ¿Que podría suponer su desaparición para Mieres?

Todo. Hunosa tuvo la dimensión que tuvo; ahora tiene la que tiene. Están haciendo lo justo, por no decir nada, para que no caigan las empresas. Pero, por lo menos, lo que tú tienes público, tienes que mantenerlo en pie. Puedes Mantener Hunosa, y tiene que jugar también un papel diversificador, meterse en otro tipo de negocio que haga que las Cuencas todavía tengan vida. Si no, mañana diremos que “ya no tenemos ni carbón”, y eso afectará desde el estado anímico hasta el montón de gente que trabaja para Hunosa, fuera de la propia empresa. Mantener el nivel de minería que hay ahora mismo no cuesta nada. De lo contrario… ya me dirás a qué se dedican en Degaña, o en Páramo del Sil, o en León…

¿Considera que hay unidad entre los alcaldes de las comarcas mineras respecto a este asunto?

No, no. Qué va. Hay mucho alcalde que está al dictado del partido. Hay mucho alcalde que lo primero, para él, son las decisiones que tome el partido y después van los vecinos.

Cómo político, dígame qué cosas ha aprendido estando en la Alcaldía y en las que antes no había reparado.

Hombre, varias. Una, que las cosas no funcionan como tu crees. Tienen un proceso que hay que respetar. Cualquier historia que se ponga en marcha tarda más tiempo y requiere de una serie de pasos que has de cumplir. Además, en mi caso, siempre digo que estoy tremendamente agradecido a la gente de Mieres por hacerme Alcalde, y siempre he tenido claro que a la gente, cuando le dices la verdad y cuando le haces partícipe de las dificultades que hay, lo entiende.

No hay que tener miedo a la gente; teniendo datos, se hace una composición de lugar. Hay que ir siempre con la verdad por delante y no engañar. Cuando alguien viene aquí, nosotros no le lidiamos ni le toreamos; le decimos: podemos o no podemos. Y si no podemos, lo argumentamos. Como digo en alguna ocasión, alguien me puede llamar inútil, pero nunca me podrán llamar deshonesto, o decir que no hice lo posible. ¿Que me equivoqué? Sería un soberbio si no lo hiciera. Ahora, equivocarse y sacar la pata, también, ¿eh? Como me dijo un mierense en la precampaña, “voy a votarte porque sé que puedes meter la pata, pero nunca la mano”.

¿Se presentará a la reelección?

Ahora mismo no te puedo decir sí o no. ¿Por qué? porque me queda año y medio. Uno tiene también que reflexionar a la hora de presentarse, porque son otros cuatro años. Otro contrato de cuatro años. Y yo tengo casi 60, así que estaría hasta los 65 o 66. De verdad que no estoy echando balones fuera. Simplemente no me estoy planteando presentarme o no. Seguramente, dentro de cuatro meses, en el partido empezaremos a hablar.