Trabajadores de Zebrastur llevan a cabo la primera jornada de Huelga

Los trabajadores de Poima-Zebrastur, durante la protesta. Imagen de Pablo Lorenzana

Los trabajadores de Poima-Zebrastur, durante la protesta. Imagen de Pablo Lorenzana

En el día de ayer, los trabajadores de la productora Zebrastur llevaron a cabo una jornada de huelga en protesta por el ERE de Extinción que afectaría a 33 personas; casi la mitad de la plantilla, según manifiesta el comité de Empresa.

El pasado viernes, los representantes de los trabajadores abandonaron la mesa de negociación por considerar inaceptable la oferta realizada por la dirección de Proima-Zebrastur. Como consecuencia, los trabajadores convocaron dos jornadas de huelga, celebrándose la primera ayer y la próxima el 25 de junio.

Un grupo de trabajadores, durante la protesta. Imagen de Pablo Lorenzana

Un grupo de trabajadores, durante la protesta. Imagen de Pablo Lorenzana

Como ya informó Periodismo Asturiano, el recorte de empleo se anunció apenas dos semanas después de hacerse pública la compra por parte de Proima-Zebrastur S. L. de la cabecera del diario La Voz de Asturias, por una cantidad que asciende a 16.000 euros.

Los trabajadores responsabilizan a la dirección de la empresa, que aunque ante la autoridad laboral presenta el ERE por causas productivas, sin embargo justifica ante sus trabajadores como una necesidad de reducción de gastos laborales ante la merma de los ingresos que percibe de TPA respecto al año 2011.

La redacción de Zebrastur, vacía, durante la huelga. Imagen cedida

La redacción de Zebrastur, vacía, durante la huelga. Imagen cedida

Desde el comité de empresa consideran este ERE “un paso previo a un futuro cierre, al mermar notablemente el capital humano de la empresa, que perderá su capacidad de ofrecer y prestar nuevos servicios que garanticen su supervivencia”.

Anuncios

Duro Felguera: Despidos que dejan marca

Llegada a Oviedo de Felguera melt, jesus alvarez y la nodular. 2-2-2013

Trabajadores de Felguera Melt, Talleres Jesús Álvarez y Fundición Nodular, durante una protesta el pasado mes de febrero. Imagen de Pablo Gómez

Duro Felguera presenta nueva imagen corporativa pocos días después de anunciar el cierre de varias divisiones asturianas. Tal vez sea una buena estrategia comercial, pero tiene una gran falta de sensibilidad para con los trabajadores que se irán.

La reinvención es un recurso habitualmente utilizado por las empresas -y muchos partidos políticos- para suavizar o subsanar el descalabro que produce un daño a la imagen pública de la misma. Es la versión vanguardista y, al mismo tiempo politicamente correcta, del cuento de Blancanieves. Una versión en la que la Reina malvada cambiaría el espejo tras romper el anterior ante el despecho provocado por la sinceridad.

Semejante idea se nos antoja, desde luego, bastante más civilizada que enviar a un cazador para que le arranque el corazón a la hijastra pizpireta. En el mundo real, me temo, hasta una maniobra tan prosaica puede marcar todavía más la fealdad del personaje de cuento.

Apenas unos días después de anunciar un verdadero hachazo a los talleres afincados en Asturias, el Grupo Duro Felguera estrena imagen corporativa, acompañada con un vídeo que, por su valor ilustrativo para esta pieza de opinión, procedo a mostrarles:

En la presentación que acaban de ver, se incluyen ciertos términos que llaman la atención, dado el contexto laboral que mantiene el citado grupo en el Principado de Asturias. Comienza con la mención de la “constante adaptación” que ha permitido mantenerse en el tiempo a la compañía, sutileza que no es lo suficientemente habilidosa como para olvidar la sangría laboral que la ejecución del plan anunciado dejará en el sector.

En el mismo vídeo, y dibujados sobre un fondo teñido con una sustancia roja que, esperamos, sea tinta de pluma o por lo menos un buen tinto, se destaca “El espíritu emprendedor, la vitalidad de nuestros profesionales y su capacidad de adaptación a un entorno económico en constante cambio”. Sin embargo, es en las últimas frases donde la brillante presentación patina sin remedio ante ese espejo tan feo que es la realidad:

Una nueva marca sustentada en valores que todos los que formamos DF ya compartimos: Valores como la capacidad de emprender, de ser proactivos y buscar nuestras propias oportunidades, tratando de ir siempre un paso por delante. Valores como el talento, nuestro recurso más valioso y nuestra mayor fortaleza.

Expresiones como “proactivo” y “buscar nuestras propias oportunidades” son verdaderas cabezas nucleares en el arsenal de armas de destrucción masiva que se ocultan en el búnker de la cultura capitalista. Poblaciones enteras perecen cada vez que se lanza alguno de esos eufemismos de 20 kilotones.

No dudo que, en el mercado global -o más bien anglosajón-, el lenguaje utilizado para presentar la nueva imagen de marca puede resultar muy atractivo. Sin embargo, una empresa originada en Asturias que está apunto de cercenar varios de los miembros que nacieron y crecieron ‘en su casa’, comete lo que tan sólo puedo calificar de terrible torpeza al presentar en su web un vídeo que a los trabajadores despedidos o en proceso de regulación de sus filiales les sonará como una broma macabra.

Pero no sólo de logo vive la nueva compañía. Tras la estilización y eliminación del ‘michelín’ local y autonómico, hace falta abrazar por completo esa cultura de startup a lo Silicon Valley, con un lema de esos bien puestos: “Powered by experience”.

Parafraseando aquel anuncio de ruedines, la potencia sin control no sirve de nada; tal vez no era este el mejor momento para presumir de lavado de cara. Tal vez el espejo mágico pueda aprender a mentir, pero en esta versión del cuento nada evitará que los trabajadores sientan el corazón arrancado tras el anuncio de su despido, por muy “emprendendor” y “proactivo” que tengan el espíritu.

RTPA: lo que nadie cuenta (o no quiere contar)

¿Se darán cuenta los que nos ven? ¿Qué pensarán los que nos oyen? Estos interrogantes circulan desde hace algo más de un mes por los pasillos del convento de las Clarisas, sede de la radio televisión pública asturiana. ¿Son conscientes los telespectadores de TPA y los radioyentes de RPA de lo que está ocurriendo?

Es difícil saberlo, pero lo cierto es que el 31 de diciembre de 2012 marcó un antes y un después. No sólo terminó el año, también el contrato de unos cuarenta trabajadores que, subcontratados por distintas productoras, cubrían puestos estructurales, esenciales para el funcionamiento de los servicios informativos de RTPA. Algunos llevaban meses de incertidumbre, a la espera de saber si RTPA prorrogaba o no los contratos. Para otros fue una auténtica sorpresa.

Ellos no son los primeros despedidos. Miembros de la Plataforma de Afectados por Cesiones Ilegales (PAC), protestaban esa misma mañana frente a la sede de RTPA, ya que se había convocado una reunión extraordinaria del consejo de administración. ¿Qué pasó el 31 de diciembre en RTPA?

Miembros de la Plataforma de Afectados por Cesiones Ilegales (PAC) protestan frente a RTPA el pasado 31 de diciembre. Fotografía de PAC.

Primera decisión del consejo: despidos

El consejo de administración no cuenta con ningún representante de los trabajadores. Lo componen 6 consejeros del PSOE, 4 de Foro y 2 de IU. El PP no está, hace meses anunció el abandono de sus 3 puestos.

De puertas adentro, deliberaciones secretas. Así que poco se sabe de lo que ocurrió. Sin embargo, una de las decisiones allí tomadas sí está clara. Tras el consejo de administración, la noticia corre como la pólvora: los contratos con las productoras que ese día expiraban no serán renovados. Cuarenta trabajadores se quedan en la calle.

Según un miembro del comité de empresa, esos contratos no se renovaron por una imposibilidad legal. “Los contratos con estas empresas resultaban improrrogables. Su continuidad ponía a Antonio Virgili (director general del ente), en una situación jurídica muy complicada. Cabe recordar que Foro Asturias amenazó hace poco con llevar esta situación a los tribunales”, explica.

¿Quién tomó la decisión de no prorrogarlos? Según Juan Vega, uno de los representantes de Foro en el consejo de administración, “la decisión no la tomó el consejo”, apuntando al director general del ente, Antonio Virgili. Según Vega, “dejar expirar un contrato hasta el último día sólo puede tener una explicación: que alguien esté intentando hacer una adjudicación ilegal a dedo con el chantaje de que si no hacemos el contrato nos vamos a negro.”

Vega añade que “curiosamente, no sólo no nos fuimos a negro, sino que TPA sigue teniendo informativos sin aparentemente mayores problemas. Alguno tendrá, pero es evidente que, si te quedas de repente sin una plantilla de cuarenta personas y no tienes ningún problema, es que hay que coger a alguien y fusilarlo al amanecer.”

En la Junta

Trabajadores de RTPA y miembros de la PAC protestan en la Junta General del Principado durante la jornada de puertas abiertas el pasado mes de diciembre. Fotografía de la PAC.

La expiración de los contratos con las productoras (Enfoque Visual, Idola Media, Videoimagen, Ten con Ten) supone el cierre de la mayoría de las corresponsalías con las que contaba TPA Noticias. Por ello, en la tarde del 31, el director de informativos, Ignacio Menéndez del Campo, reúne a los periodistas de plantilla para informarles de la nueva situación. La reunión se prolonga durante dos horas, hay que reorganizar toda la redacción de informativos.

También expira el contrato con Sport and News, que se encargaba de la producción de informativos. Curiosamente, tres de los cuatro trabajadores afectados habían sido despedidos hacía exactamente un año antes de la productora Teletemas. Ellos fueron los únicos que en ese momento no denunciaron a RTPA y Teletemas por cesión ilegal de trabajadores y fueron también los únicos que volvieron a ser contratados.

Otra productora que no sigue es Media4, encargada de los informativos de la radio autonómica. La mayoría de los empleados de esta empresa habían interpuesto anteriormente demandas por cesión ilegal y el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ya había confirmado a dos trabajadores como plantilla de RPA. Salvo estos dos, el resto se quedó en el paro el 31 de diciembre, a la espera de que el TSJA confirme sus sentencias.

Esto ha supuesto una reducción drástica de los informativos radiofónicos, ya que desde el 1 de enero dependen de dos únicos trabajadores. Desaparece “Asturias Hoy primera edición” y la programación se reduce a varios boletines horarios y dos informativos más breves (“Asturias Hoy segunda edición”, de 14:30 a 15:00 horas y “Asturias Hoy tercera edición”, de 20:00 a 20:15 horas.)

Una de las trabajadoras que se ha quedado en la calle asegura que hasta el 31 de diciembre “en ningún momento se nos trasladó la posibilidad de que no renovásemos. Ese mismo día por la mañana los responsables de la radio me dijeron que seguíamos, aunque sí nos plantearon la posibilidad de un plan C que era que todos nos fuéramos a la calle, una opción que hasta ese día nunca se había contemplado.”

Como el día 1 de enero no tenía que trabajar, el 31 de diciembre esta redactora de RPA dejó cerrado todo el programa para el día 2: “dejé cerradas, por ejemplo, cinco entrevistas, con gente de Madrid y con gente de aquí, y luego tuve que cancelarlas.” Llegó a casa a las doce y media de la mañana sin noticia alguna sobre su futuro laboral. “Tenemos constancia de que todo se acabó a las cinco menos cuarto, cuando empieza a correr el rumor, no porque nos lo hayan dicho, sino porque un cargo intermedio de RPA llama a una compañera (confirmada por el TSJA como trabajadora de plantilla) para decirle que no coja las vacaciones que tenía previstas para esa semana, porque iba a estar sola. Entonces ella nos llamó y nos dijo ‘chicos, que pasa esto’. Hasta las siete de la tarde no nos llaman de nuestra empresa.”

Segunda decisión: nueva licitación para los informativos

Ese mismo día, y cuando la noticia aún no había llegado a todos los trabajadores afectados, se hace pública una nueva licitación: la del Servicio de suministro de contenidos municipales para la producción por Televisión del Principado de Asturias de los espacios informativos (Expte: 97/12 TPA).

La nueva licitación se presenta como un lote único e incluye la corresponsalía de Madrid. Se trata de un cambio de modelo en la externalización que deja la puerta abierta a las productoras más grandes. La licitación prevé además la subrogación de 32 trabajadores, parte de los ahora despedidos.

Según la Plataforma de Afectados por Cesiones Ilegales (PAC) “esta actuación evidencia el grado de improvisación con la que actúa la dirección y la inestabilidad en la que se encuentra la empresa”. Además, aseguran que “lejos de reconocer el fraude que ha supuesto la estructura laboral de RTPA, la dirección apuesta por un paquete único que le ayude a sortear el problema de las cesiones ilegales.”

Tercera decisión: contratar cámaras (por primera vez en 7 años)

El 31 de diciembre, tras el consejo de administración, Recursos Humanos prepara cinco contratos de interinidad para cinco cámaras. Todos ellos trabajan hasta ese día para la productora Enfoque Visual, una de las empresas que no renueva y que tiene casos de cesión ilegal en los tribunales.

Es importante subrayar que, desde su nacimiento en 2006, RTPA (y en particular, sus servicios informativos) nunca ha contratado a un solo operador de cámara. Todos han trabajado mediante subcontratas, hasta que, hace meses y sentencia judicial mediante, tres trabajadores tuvieron que ser integrados en plantilla.

El día 31 esos cinco operadores de cámara que trabajaban para Enfoque Visual pasan a formar parte de la plantilla de RTPA como interinos. Uno de esos trabajadores explica que “la tarde del 31 de diciembre me llamaron de Recursos Humanos de RTPA y me dijeron, ‘mira, tienes aquí un contrato para empezar mañana’. Al día siguiente estaba haciendo el mismo trabajo, pero contratado por TPA. Yo no sabía nada, me quedé en estado de shock.”

Según un miembro del comité de empresa, estos cinco contratos de interinidad “son fraudulentos y a dedo, es el criterio interno que utilizan. Necesitan cinco cámaras con experiencia y en vez de tirar de la bolsa de empleo o recurrir al INEM, cogen a cinco cámaras que estaban trabajando para Enfoque Visual y les hacen unos contratos nuevos. Hay una continuidad en la relación laboral, pasan de Enfoque con una cesión ilegal a TPA con interinidad. Se trata de resolver la coyuntura inmediata, porque al día siguiente no tenían gente para hacer los informativos.”

Semanas después, el día 25 de enero, RTPA saca una bolsa para técnicos de imagen, con una nueva categoría específica de operadores de cámara.

Tras la publicación de esta bolsa, la sección sindical de la Corriente Sindical de Izquierdas en RTPA presenta un escrito ante la dirección en el que insta a la empresa a anular la convocatoria y a utilizar la bolsa ya existente de técnicos de imagen. Según la CSI, esta convocatoria “es un nuevo ‘chanchullo’ que, ni repara los perjuicios causados a los trabajadores afectados, ni se ajusta a la legalidad.”

Cuarta decisión: despedir en lugar de incorporar a los trabajadores con sentencia firme de cesión ilegal

Hasta el momento RTPA ha perdido más de medio centenar de juicios y sus correspondientes recursos. Los juzgados de lo Social de Gijón y el Tribunal Superior de Justicia de Asturias han reconocido unos cuarenta casos de cesión ilegal de trabajadores y más de una veintena de despidos en fraude de ley.

El TSJA ha confirmado todas las sentencias de cesión ilegal relacionadas con TPA y con RPA. Ahora bien, en lugar de obligar a la empresa a reincorporar a los trabajadores (despido nulo), lo que hace es darle dos opciones: reincorporar o indemnizar al trabajador (despido improcedente).

Ante esta situación, la dirección de RTPA insiste en seguir despidiendo e indemnizando a los trabajadores, en lugar de incorporarlos a su puesto de trabajo, gastando de esta forma más dinero público. Sólo en indemnizaciones, serían, según la PAC, unos 200.000 euros.

La nueva licitación costará 4,7 millones de euros. La CSI se pregunta “si esos 4,7 millones que pagará RTPA a una empresa externa para hacer el trabajo que muchos de estos trabajadores realizaban no darían para pagar directamente a los trabajadores y evitar los despidos.”

El consejo de administración del día 31 de diciembre también debatió este asunto. El coordinador general de IU Asturias, Manuel González Orviz, asegura que su postura quedó clara en la reunión: “con respecto a los trabajadores que fueron despedidos como consecuencia de cesión ilegal, planteamos que se cumpla la sentencia y que se incorporen a su puesto de trabajo. Pero hay que tener en cuenta que tal y como está formado el consejo de administración, el voto de calidad del presidente decide todo.”

Miembros de la PAC explican el conflicto a Gaspar Llamazares. Fotografía de la PAC.

Juan Vega, representante de Foro en el consejo, se niega a utilizar la palabra readmisión. Él habla de “revocación de los acuerdos ilegales”. Asegura que los consejeros de Foro “no están de acuerdo ni con las cesiones ilegales ni con los despidos.”  Por eso, plantean “que se revoquen los actos ilegales que afectan a la plantilla” y entienden que “la entrada de los trabajadores a los servicios que estaban cubriendo sería revocar decisiones ilegales.” Además, discrepan “absolutamente” de la decisión de indemnizar a los trabajadores despedidos “como camino a elegir entre las opciones que dio la justicia” y se oponen al pago de esas indemnizaciones “porque se está utilizando de manera torcida, desviada e injustificable el dinero público.”

PSOE, PP y UPyD han denegado hacer declaraciones sobre los despidos en RTPA. Tampoco ha querido hablar con nosotros el director general del ente, Antonio Virgili.

Como apunte curioso, lo ocurrido ayer en el consistorio de Bimenes. El Ayuntamiento aprobó, por siete votos a favor y una abstención, una moción en la que se apoya a los trabajadores y se denuncia la gestión por la que fueron despedidos de RTPA.

¿Qué dijeron los informativos de TPA sobre los últimos despidos?

El día 31 TPA Noticias no se hizo eco de la reunión del consejo de administración y de las protestas de los miembros de la PAC. El día 2 de enero TPA Noticias emite la primera información sobre el cierre de corresponsalías (39’06”), en la que informa de que “cinco de las siete corresponsalías que abastecían de contenido informativo a TPA Noticias dejaron de prestar ayer su servicio” y añade que, según la dirección de la cadena, “ha sido legalmente imposible prorrogar los contratos”.

¿Por qué la opinión pública no está informada?

Manuel González Orviz, coordinador general de IU Asturias, cree que los medios de comunicación “ya no son el cuarto poder, ni siquiera un control del poder”, sino que son “empresas que están al servicio de los intereses económicos de los grupos a los que representan. Lógicamente se silencia, no solamente lo que pasa en la televisión asturiana, sino lo que ocurre en el conjunto de los medios, por ejemplo, cuando se cierra un periódico como fue el caso de Público y La Voz de Asturias. Cuando hay un conflicto muy importante, aparece en las redes sociales pero, generalmente, incluso los medios que se disputan nichos de mercado muy diferentes tratan de no se hacerse daño.”

Según Juan Vega, la opinión pública no está informada sobre lo que ocurre en RTPA “porque hay un periódico que se llama La Nueva España, que tiene un importante contrato con TPA a través de la empresa Asturmedia, y porque no hay un medio de comunicación en Asturias que no obtenga rentas de RTPA. Por lo tanto se silencia todo lo que tenga que ver con la radio televisión autonómica.”

Para Vega, esto es “la demostración palpable de que los informativos de la TPA están siendo manipulados por gente que trabaja directamente con intereses de partido, a través de una casta privilegiada que recibe un sobresueldo de mil euros al mes por opinar lo que les dicen que tienen que opinar.”

Trabajadores de Felguera Melt, Talleres Jesús Álvarez y Fundición Nodular marchan a pie para defender sus empleos

Unos doscientos trabajadores de las empresas Felguera Melt y Talleres Jesús Álvarez han recorrido a pie esta mañana los veinte kilómetros que separan Langreo de la capital asturiana. Cuatro trabajadores de Fundición Modular se han sumado a la marcha desde la cabecera y otros cuarenta se han unido a su entrada en Oviedo por La Tenderina. Todos con un objetivo común: protestar por los despidos y los impagos que están sufriendo.

Llegada a Oviedo de Felguera melt, jesus alvarez y la nodular. 2-2-2013

La marcha entra en Oviedo por La Tenderina bajo una intensa lluvia. Fotografía de Pablo Gómez.

La marcha, que no ha registrado incidentes, salió a las ocho de la mañana de La Felguera. Continuó por la carretera de los túneles de Riaño y por Colloto hasta entrar en La Tenderina a ritmo de petardos y con consignas como “la próxima visita será con dinamita”, “obreru despedíu, patrón colgau” o “si esto no se arregla: guerra, guerra, guerra.”

A eso de las dos de la tarde llegaron a la sede de Delegación del Gobierno, en la plaza de España, entre aplausos y más petardos. Allí también se escucharon gritos de “sobres, aquí también hay sobres”, en referencia al presunto escándalo de corrupción que salpica al Partido Popular.

Llegada a Oviedo de Felguera melt, jesus alvarez y la nodular. 2-2-2013

Concentración de los trabajadores frente a Delegación del Gobierno. Fotografía de Pablo Gómez.

Han sido seis horas de caminata, a ratos bajo la lluvia y el granizo, que se han hecho menos pesadas gracias al avituallamiento que transportaba la furgoneta de CC.OO., cargada de empanadas y bollos preñaos.

“Una pingadura de la virgen, pero eso se seca, esti no ye el problema”, bromea Gerardo Argüelles, el portavoz de los trabajadores de Talleres Jesús Álvarez, empresa de calderería dedicada a la fabricación de rodillos y válvulas industriales, entre otros productos. El lunes pasado les comunicaron qué será de ellos en un futuro más que inmediato. De los 41 trabajadores, 11 serán despedidos, 29 verán suspendido su contrato durante un año y a otros dos se les reducirá la jornada.

Llegada a Oviedo de Felguera melt, jesus alvarez y la nodular. 2-2-2013

Fotografía de Pablo Gómez.

“Los despidos son evitables”, asegura Argüelles. “Dimos otras opciones a la empresa: que nos manden a todos a un ERE o una congelación salarial. La empresa no aceptó ninguna. Sólo quieren despedir y no hay más que negociar. Ni los trabajadores ni la Federación de Industria de CC.OO. estamos dispuestos a firmar el despido de ningún trabajador. Se está destruyendo tejido industrial y vamos quedar para vestir santos.” Por eso, y a la espera de que ejecuten los despidos, explica, “seguiremos con las movilizaciones, porque sabemos que la empresa va a recibir fondos públicos y eso sirve para crear empleo y no para destruirlo.”

Llegada a Oviedo de Felguera melt, jesus alvarez y la nodular. 2-2-2013

Fotografía de Pablo Gómez.

En el caso de Felguera Melt (filial del Grupo Duro dedicada al diseño y fabricación de sistemas de desvíos ferroviarios, así como la fundición de piezas de hierro y acero), sus 116 trabajadores se enfrentan a un ERE temporal de un año. Además, explica Jorge González, secretario del comité de empresa, “la empresa se niega a darnos un plan de viabilidad, no garantiza el futuro de los talleres y pretende llevar la mitad de la producción a otro taller, a Felguera Rail, en Mieres. Esto traería consecuencias catastróficas, porque se llevan el proyecto estrella de Felguera Melt, los desvíos de vía.”

Por eso, continúa, “reivindicamos la continuidad de unos talleres emblemáticos de Asturias con muchos años de historia y que hoy están al borde de la desaparición.” Van a Delegación del Gobierno, explica, “porque es el Gobierno quien ha dado los instrumentos para hacer lo que están haciendo impunemente”, en referencia a la última reforma laboral.

Llegada a Oviedo de Felguera melt, jesus alvarez y la nodular. 2-2-2013

Fotografía de Pablo Gómez.

El futuro también es incierto en Fundición Nodular. La empresa ha presentado un ERE de extinción para 37 de los 178 trabajadores. “Según lo aplica la empresa no creemos que sea por motivos económicos sino que están despidiendo a gente mayor, a gente de la lista negra”, afirma Alejandro Ordiales, representante de CC.OO. en Fundición Nodular.

Él es uno de los cuatro trabajadores que han secundado la marcha desde Langreo. En el caso de esta empresa, no sólo se enfrentan a un ERE, también acumulan meses de impagos. “Desde julio sólo hemos cobrado una nómina y la paga extra. La empresa lo achaca a problemas con los bancos. Tenemos carga de trabajo pero no liquidez para comprar la materia prima y los bancos no conceden líneas de crédito.”  Según Ordiales el problema es “la mala gestión de los últimos años”. Por eso seguirán protestando: “es lo que nos queda, ya hicimos otras protestas en octubre e incluso unos compañeros se encerraron en el taller, pero no vemos solución, la empresa no nos da un plan de viabilidad.”

Llegada a Oviedo de Felguera melt, jesus alvarez y la nodular. 2-2-2013

De izquierda a derecha: Gerardo Argüelles (portavoz de los trabajadores de Talleres Jesús Álvarez), Manuel Pérez Uría (Federación de Industria de CC.OO. Asturias) y Jorge González (comité de empresa de Felguera Melt). Fotografía de Pablo Gómez.

La marcha cuenta con el apoyo de la Federación de Industria de CCOO de Asturias y pretende ser una denuncia contra el desmantelamiento del tejido industrial asturiano. En la plaza de España, Manuel Pérez Uría, secretario de política sindical de la Federación de Industria de CC.OO. Asturias, se ha dirigido a los medios de comunicación para exigir a las tres empresas “que lleguen a acuerdos para evitar despidos.” Además “hoy más que nunca” ha pedido al Gobierno asturiano “que tome las riendas y que obligue a estas empresas a sentarse a negociar”. Porque, asegura, “sólo desde los acuerdos podemos salir adelante”.

La marcha, en imágenes

Trabajadores de Felguera Melt se manifiestan ante las oficinas de Duro en Gijón

Concentración de los trabajadores de Felguera Melt esta mañana, ante las oficinas de Duro Felguera en Gijón. Imagen de Pablo Gómez

Concentración de los trabajadores de Felguera Melt esta mañana, ante las oficinas de Duro Felguera en Gijón. Imagen de Pablo Gómez

Los trabajadores de Felguera Melt, filial de Duro Felguera dedicada al diseño y fabricación de sistemas de desvíos ferroviarios, así como la fundición de piezas de hierro y acero, se han concentrado hoy a las 11:00 ante las oficinas del grupo en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón.

Esta manifestación se enmarca dentro de las actividades iniciadas en protesta por el expediente de regulación de empleo que se intenta aplicar a la totalidad de la plantilla. Tras unas negociaciones infructuosas el pasado lunes, los trabajadores continúan con una serie de paros de 4 horas de duración por cada turno.

Concentración de los trabajadores de Felguera Melt esta mañana, ante las oficinas de Duro Felguera en Gijón. Imagen de Pablo Gómez

Imagen de Pablo Gómez

 

Trabajadores de Felguera Melt se concentran contra los despidos

Trabajadores de Felguera Melt, ante la empresa. Imagen cedida por el comité

Trabajadores de Felguera Melt, ante la empresa. Imagen cedida por el comité

Los trabajadores de Felguera Melt, perteneciente al grupo Duro Felguera, se han concentrado hoy a las puertas de la empresa en el marco del paro de 4 horas por turno que se inicia como protesta ante un Expediente de Regulación de Empleo que podría afectar a toda la plantilla.

Los trabajadores dejaron sus puestos a las nueve de la mañana y tras una pancarta el la que se podía leer “Mala gestión = regulación” y “¿Dónde esta vuestra apuesta por Asturias?” Se han concentrado delante de las oficinas de la factoría para a continuación dirigirse hacia la portería de la fabrica donde han interrumpido el traficó rodado durante quince minutos.

Según fuentes consultadas por Periodismo Asturiano, el paro de actividad tendría lugar dentro de de la factoría. Sin embargo, ante las dificultades que han tenido los trabajadores de los turnos de tarde y noche para acceder a las dependencias y apoyar a sus compañeros, se ha efectuado una breve concentración como protesta.

Posteriormente la dirección de la empresa se ha sentado con el comité de empresa a negociar el expediente. Tras poco menos de una hora, se ha roto la negociación tras una oferta de la empresa que, según el comité, supondría el “cierre a medio plazo de la instalación”.

Después de salir de la reunión los representantes de los trabajadores se han dirigido a los mismos para informar del resultado, decidiendo así continuar con la huelga.

Dos noches y un amanecer: sobre periodismo, despidos y protestas

Entre los días 25 y 29 de septiembre, noches de golpes y miedo. Entre 2007 y 2012, ocaso de la prensa y despidos de periodistas. Necesitamos un pronto amanecer.

Prensa y revistas

La noche de los palos

El 25 de septiembre era de noche en el periodismo. El programa que aparecía en mi televisor era La Noche en 24 Horas; el tema, la protesta masiva en Neptuno y lugares aledaños. Adornaban la mesa un selecto grupo de tertulianos cuya orientación ideológica oscilaba entre el centro mareado y la derecha más recalcitrante. Mientras tanto, en el streaming de la web de RTVE, la cámara apuntaba impasible a los furgones de la Policía y el hueco artificial que generaban los antidisturbios. Durante el programa, Ana Ibáñez anunció la posibilidad de seguir los acontecimientos del 25-S a través de una ventanita durante la emisión del debate. No aguantó demasiado.

No relataré los pormenores del programa ni el argumentario esgrimido. Baste decir que, a pocos minutos de finalizar el bloque dedicado a la protesta, la presentadora del programa  recordó, con esos gestos que indican una revelación a través de pinganillo, que la concentración era “ilegal”. Desesperado, rastreé todo el mando a distancia para encontrar un punto de vista más ecuánime, pero no lo había. En toda la Televisión Digital Terrestre Española, ningún canal emitía las protestas.

Llegó el día después y las portadas incendiaron las redes. “La protesta ante el Congreso acaba entre cargas policiales”, decía El País. “La Policía protege el Congreso y carga contra los asaltantes”, glorificaba el ABC. “La Policía, obligada a proteger el Congreso empleando la fuerza”, se resignaba El Mundo. “25-S: Golpe a la Democracia”, vociferaba La Razón. Todo ello acompañado de una salsa de cifras tan sabrosa que a servidor de ustedes le costaba distinguir el caviar de la panceta.

Quedaban Twitter, Youtube y los medios digitales. Rivendel tecnológico en el que nos refugiamos para intentar despejar la niebla, cada vez más pegajosa, de portadistas y opinadores profesionales. Fue en éste último valle donde supimos de la tenebrosa actuación en Atocha, los arrestos con incomunicación, los policías sin identificación visible y la iluminación de personas mayores por obra y gracia del toletazo.

Muchos fueron los que llegaron al 29-S con la lección aprendida. Telecinco y La Sexta se pegaban por ganarse a la audiencia con encendidos debates y extensas coberturas en directo. El País ofrecía una emisión por streaming y todo parecía un poco más periodístico. Pero allí estaba Delegación de Gobierno para chafar, en la medida de lo posible, la cobertura.

La noche de la prensa

Fue vergonzoso presenciar las agresiones a periodistas y la justificación de Cristina Cifuentes ante las mismas. Siempre se puede empeorar, claro está; tomemos como ejemplo a Paco Marhuenda, que mostraba su extraordinaria placidez ante los golpes y destrozos de material en Al Rojo Vivo, programa al que acude como un Gargamel de los tiempos modernos.

Pero no se vayan todavía, aún hay más. Mientras las cifras de los diarios y Delegación de Gobierno resistían con valentía al invasor, un nuevo tsunami de despidos se cernía sobre trabajadores de Prisa y Unidad Editorial. Los diarios de ambos grupos, por supuesto, no dejaron que la realidad les estropease una buena noticia. Así titulaba El País un cambio muy significativo en su estructura:

"El País integra las noticias locales en un periódico más global y coherente"

Las traducciones a la lengua común no tardaron en aparecer a través de las redes sociales:

En cuanto a Unidad Editorial, tampoco le fue a la zaga a su competidor más directo. Tras la noticia de otro ‘hachazo’ que afectaría a 200 trabajadores del grupo y el pasado ERE de junio que recortó 113 puestos en El Mundo, Pedro J. Ramírez entonaba un Aleluya por su muro de pago bajo el título Hacia una nueva edad de oro de los periódicos. Entre otras perlas, Ramírez le pega un amistoso tirón de orejas a Tim Berners-Lee por no inventar junto a la World Wide Web una vía de escape a los modelos tradicionales de negocio. Como toda ocasión es poca, también lanzó puñal a la prensa gratuita en internet, acusándola de “huir hacia adelante”.

Camuflar ERE’s, cierre de delegaciones y recortes de plantilla bajo la apariencia de mejoras en la estructura y buenas noticias para el sector no es una maniobra muy diferente de la empleada en el Consejo de Ministros al hablar de “medidas” para dinamizar la economía en lugar de “recortes”. El tránsito es doloroso, según el director de El Mundo, y nos recuerda al Via Crucis que nos anuncian De Guindos y Montoro todos los viernes. Los periodistas llevan tres años ahogándose en medidas de austeridad, sueldos de miseria, presiones de políticos y una conciliación prácticamente inexistente.

El amanecer de un nuevo periodismo

Tal vez quede cerca esa Edad de Oro que nos prometen, pero antes el periodismo debe emerger de la Edad Oscura en la que leva sumergida los últimos cinco años. Si los diarios quieren renacer como Cuarto Poder, deben recuperar ideales largo tiempo olvidados. Deben buscar la verdad, en lugar de aceptar falsedades; deben ejercer vigilancia sobre los poderes públicos y privados, en lugar de intentar ejercer influencia o ser influenciados por ellos; deben luchar por su independencia, en lugar de rendirse a la mordaza, y deben defender a su trabajador, el periodista, contra cualesquiera abusos que se intenten cometer para impedir el libre ejercicio de su trabajo.

En este último aspecto se encuentra, por supuesto, el respeto por la labor periodística. Un respeto que se pierde arruinando la información recogida con un titular o portada tendenciosos, manipulando en exceso el texto ya redactado o eliminando el mismo por motivos ajenos al código deontológico y la búsqueda de la verdad. Todas ellas prácticas que, en mayor o menor medida, vician el sector y sirven de cómplices a la crisis estructural que atraviesa.

Pensarán que todo esto es difícil de acometer, tal y como está el patio. Sin embargo, existen dos grupos que tienen, en sus manos, la posibilidad de cambiar el rumbo del navío de papel, que surca las aguas directo a la gran catarata.

El primer grupo lo conforman los directores y directivos de medios. Si bien son ellos los últimos responsables de un periodismo a la deriva en sus valores, también se hallan en una posición privilegiada para corregir la misma, guiando y protegiendo a sus empleados, ejerciendo de augures y mediadores ante accionistas y grupos editoriales. Si cualquier director levantase la cabeza y mirara a su alrededor, descubriría decenas o cientos de periodistas que solo necesitan luz verde para confeccionar una información atractiva, independiente y orientada a buscar la verdad.

El segundo grupo lo conforman periodistas y lectores. Los primeros, agrupándose para conseguir un cambio de rumbo por parte del statu quo actual o, en su defecto, buscar nuevos modelos y fundar proyectos basados en los ideales que, anteriormente, se han descrito. Los segundos, blandiendo el arma más poderosa de la que disponen actualmente: la economía de la libre oferta y demanda, comprando una prensa que les ofrezca información y renuncie a la manipulación e influencias externas. Solo entonces estaremos cerca de esa Edad de Oro que tanto ansiamos quienes trabajamos con la información y quienes la consumen.

El corazón del hombre necesita creer algo, y cree mentiras cuando no encuentra verdades que creer.

-Mariano José de Larra

Imagen: Flickr | Thomas Leuthard