Presupuestos 2014: La crónica de una prórroga anunciada

No hubo sorpresas ayer en la Junta General del Principado. Como era de esperar, y por 28 votos a favor y 17 en contra, el Parlamento asturiano devolvió al Gobierno el proyecto de ley de Presupuestos para 2014, tras salir adelante las cuatro enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos de la oposición: Foro Asturias, PP, IU y UPyD.

Se confirman así dos hechos: la soledad parlamentaria del PSOE y la segunda prórroga presupuestaria en la región en tan solo tres años.

A pesar de los diferentes argumentos de los cuatro grupos de la oposición para rechazar las cuentas, todos coinciden en algo: la “irresponsabilidad” del Gobierno de Javier Fernández. Los socialistas, por su parte, hablan de venganza por parte de IU y UPyD, tras rechazar el PSOE la reforma de la ley electoral que reclamaban sus antiguos socios de Gobierno. Como reza el titular, ésta es la crónica de una prórroga anunciada.

Javier Fernández

Javier Fernández durante el debate de orientación política, el pasado mes de octubre. Fotografía de Pablo Gómez.

Los argumentos del Gobierno

La consejera de Hacienda y Sector Público, Dolores Carcedo, abrió el debate definiendo el proyecto de presupuestos como “coherente y equilibrado”. Si bien comenzó defendiéndolo como “la mejor opción para Asturias en 2014”, Carcedo terminó aceptando que podría ser “mejorable” y lamentó perder “la oportunidad de hacerlo”, acusando de paso a la oposición de optar “por una estrategia partidista, un reclamo electoral, una ofensiva de acoso y derribo”.

Carcedo pidió ideas a la oposición para retocarlo en algunos puntos concretos pero nunca en sus líneas generales. “Este presupuesto es cruda, descarnadamente real”, afirmó.

Y, aunque PP e IU, le pidieron que presentara un nuevo proyecto, el Ejecutivo no contempla esa opción. Prefiere gobernar con la prórroga y acudir al Parlamento en caso de que sea necesario solicitar créditos extraordinarios para las partidas que se vayan quedando cortas, como puede ser el caso de la destinada al salario social.

El PP tiende la mano aunque da por hecho el escenario de prórroga

La líder popular, Mercedes Fernández criticó sobre todo dos puntos del proyecto de presupuestos: la subida del impuesto de patrimonio, “no hay que asfixiar a nadie, eso está pasado de moda”, afirmó, y un sector público que, a su juicio, sigue siendo “mastodóntico” ya que, según Fernández, “nace, crece, se reproduce y no muere ni cuando lo extinguen”, y puso como ejemplo la situación de la empresa pública SEDES.

‘Cherines’ comenzó su intervención tendiendo la mano al PSOE: “el grupo popular estaría en disposición de evitar una prórroga de doce meses si puede ser solo de un mes”. Sin embargo, terminó afirmando que se habían confirmado sus “peores pensamientos”, ya que, a su juicio, “queda claro que Javier Fernández está cómodo con un escenario de prórroga”.

Foro vaticina el fin de la hegemonía socialista

El debate más bronco vino de la mano de Francisco Álvarez-Cascos, quien reprochó al PSOE que tramitara el proyecto en 24 días frente a los 39 que llevó las cuentas presentadas en su día por el Gobierno de Foro. Por ello, Cascos anuncio que su grupo presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional “para poner freno a la escalada de abusos”.

El líder de Foro calificó las cuentas de “opacas” y aseguró que esconden cuestiones como las de la financiación del Niemeyer.  Cascos aprovechó además para cargar contra el Gobierno de Fernández por “incumplir sus promesas” y por romper el acuerdo de gobierno con sus socios pasando así “a la lista de morosos y de grupos que no son de fiar”.

Cascos vaticinó además que el rechazo a los presupuestos supone “el fin de ciclo de la hegemonía socialista en Asturias”, ya que las cuentas “están en la dirección equivocada” y llevan “a la senda de la decadencia y el estancamiento”. El líder de Foro aprovechó además uno de sus turnos de palabra para hacer un curioso regalo al presidente del Principado: un libro recién publicado sobre los fracasos de las comunidades autónomas.

Izquierda Unida habla de “puro teatro”

El portavoz parlamentario de IU culpó al Gobierno de enrocarse en el aislamiento, evitar el diálogo, retrasar los plazos para hablar de presupuestos y no entregar la documentación a tiempo: “estaba claro que era un puro teatro”. Ángel González acusó a Javier Fernández de “no negociar ni una coma, ni un céntimo” y de pedirles apoyo “gratis et amore”, actuando “como si tuvieran mayoría absoluta desde la minoría” y de “vivir obsesionado por la reforma electoral”.

Consideran en IU que este presupuesto “es mucho peor que el de 2013”, porque “no está hecho pensando en los parados, pensionistas, autónomos, universidad, cultura” sino que “está diseñado para cumplir con la política de Rajoy y no molestar a los poderosos, a los bancos, a las eléctricas”. La coalición prefería más impuestos para reforzar los ingresos autonómicos e invertir en gasto social.

Ángel González pidió a los socialistas que presentaran un nuevo proyecto. “Nuestra mano sigue tendida”, dijo González, para advertirles a continuación: “no sería nada bueno que la volvieran a morder”.

Más duro aún fue el portavoz de la coalición en los pasillos del Parlamento asturiano. Al término de la sesión plenaria, aseguró que el PSOE antepone el partido “al futuro de la comunidad, a las inversiones, al empleo, a la atención a la gente que no tiene nada” y desveló que él mismo escuchó decir a un responsable de la dirección socialista en Asturias que “el PSOE no iba a poner en riesgo el futuro de su organización desde el punto de vista electoral, ni por los presupuestos del 2014, ni del 2015 ni del 2016, porque no merecían ese precio”.

UPyD reprocha al presidente que rete al Parlamento a una moción de censura

Ignacio Prendes se refirió a los presupuestos como “los de la resignación y la negación de la realidad de Asturias”, y aseguró que son “inservibles como palanca de reactivación económica y de empleo”.

En su opinión, los ajustes habría que realizarlos por la vía del gasto y no por la vía de los ingresos a través de los impuestos ya que “las clases medias no pueden asumir más carga fiscal”. El líder de UPyD defendió en ese sentido una rebaja progresiva de impuestos y más gasto productivo.

Por otra parte, Prendes acusó al Gobierno regional de “hurtar” la función básica del Parlamento de aprobar leyes y criticó las declaraciones de Javier Fernández en las que instaba a la oposición a presentar una moción de censura si su pretensión era un gobierno cameral.

¿Venganza por la ley electoral?

Desde las filas socialistas insisten en que el rechazo de IU y UPyD a las cuentas es una venganza. “Lo que quieren es pasar factura porque no hemos cedido a sus pretensiones”, aseguró el diputado José María Pérez.

Según Pérez, sus antiguos socios “tenían la decisión tomada desde hace mucho tiempo” y recordó que en el debate sobre el estado de la región Ángel González ya les advirtió “que les iban a frayar” y que la líder nacional de UPyD, Rosa Díez, también avisó en varias ocasiones de las “consecuencias muy graves” que tendría el no reformar la ley electoral. Pérez defendió la decisión del PSOE de descolgarse de esa reforma con el mismo argumento que mantiene desde hace meses: el hecho de no contar con una mayoría reforzada para su aprobación.

No les sorprendió a los socialistas el rechazo de Foro y PP a las cuentas, porque “son discursos contrarios al nuestro”, dijo Pérez, que prefirió dirigir sus críticas contra IU y el partido magenta, a quienes acusó de “dar una bofetada al Gobierno”, especialmente la coalición, ya que, según el diputado socialista, “vienen a votar lo contrario de lo que trae su programa electoral”.

Ambas fuerzas negaron que el rechazo a las cuentas se trate de una venganza. El portavoz de IU recordó en ese sentido la tradición pactista de la coalición, que ha dado el sí a 13 de los últimos 25 presupuestos. Si esta vez no lo han apoyado, explicó, es por el contenido del proyecto y por la poca disposición a modificarlo. Argumento parecido el de UPyD. Según su portavoz, “es difícil mejorar el proyecto en estas condiciones, está blindado a cualquier variación”.

Anuncios